Listin Diario Logo
01 de septiembre 2019, actualizado a las 01:01 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 16 de agosto de 2019

VIVENCIAS

Fair play

  • Fair play
Juan F. Puello Herrera

El juego limpio o “fair play” no solo es en el deporte, también tiene su cuota respecto a la ética que debe prevalecer en las relaciones humanas.

En ese orden, jugar limpio tiene sus reglas si observamos bien y detenidamente el comportamiento de gente con la cual compartimos proyectos o simplemente encuentros temporales.

No se juega limpio cuando: se compran voluntades, se hacen componendas políticas con gobiernos de turno, se apropian clientes de otros valiéndose de artimañas, se utiliza la prensa para lograr propósitos dañinos, se sustenta una sociedad en el engaño, no se reembolsa el impuesto que se cobra a otros.

Todo lo anterior entra en el camino de la moral y de la ética, que se construye no acusando a otros de su falta, sino siendo coherente con sus actuaciones en el ámbito en que se desarrolla toda actividad, sea esta profesional o de cualquier índole.

En el juego limpio no se trata de adoptar posición o de filosofar, más bien es una forma de actuar sustentado en valores obtenidos en un proyecto de vida sin falsedades y apegado a una fe que se practica sin falsas poses e hipocresía, que con razón dice Víctor Hugo, en los Trabajadores de la Mar, que el hipócrita es un hermafrodita espantoso del mal.