PENSANDO

La Voz del Yuna

Ricky Noboa

La réplica de la estructura física habitada por el espíritu dominicanista, génesis de la identidad artística de nuestra nación, fue el escenario del IV Aniversario de su rescate honrando a sus fundadores, acto sublime de hacer patria.  

La iniciativa del senador de la provincia Monseñor Nouel, Félix Nova, al lado del Patronato de la emblemática institución y las autoridades gubernamentales, mostraron el compromiso social de rescatar la memoria histórica del arte dominicano.  

En momentos en que la sociedad se aleja de las raíces primigenias de expresión dominicanista, brillaron en el firmamento del cielo bonaense la luz honradora y forjadora de nuestros símbolos artísticos.  

En el “Paseo de las Estrellas”, habitan Casandra Damirón y los hijos de esta bella tierra: Cándido Bidó y Luis Días.  

Otros reconocimiento a: “La Soberana”, expresión digna de dominicanidad; don Papa Molina, representando en cada tonada de su trompeta el orgullo nacional; María Cristina Camilo, honradez del trabajo perseverante de la mujer dominicana, y don Guarionex Aquino, voz tenórica, que exclamó el honor de ser dominicano.   “La Voz del Yuna”, por siempre, “La voz de la dominicanidad”.