UN MOMENTO

Jesuita

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 Esta vocación consagrada, religiosa, de hombres llamados jesuitas, esa congregación, esa orden formada por Ignacio de Loyola, cuya memoria justamente hacemos hoy, esa congregación ha dado tantos frutos en la vida y en la historia de la Iglesia y del mundo, porque recordemos siempre que las congregaciones y las órdenes están al servicio desde la Iglesia hacia el mundo. La República Dominicana, actualmente, cuántas obras valiosas tiene.

Piénsese en el Politécnico de Loyola, el Centro Belarmino de Santiago, el trabajo que hacen en los barrios de la capital. Jesuita viene a significar un hombre, un sacerdote bien preparado al servicio de las mejores causas, desde la universidad hasta los más pobres de un país.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.