Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 01:24 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 19 de julio de 2019

EN POCAS PALABRAS

Nuevas relaciones insulares

  • Nuevas relaciones insulares
Juan Guiliani Cury

 Con el establecimiento de una embajada en  Antigua y Barbuda, en el Caribe Oriental, la República Dominicana fortalece sus vínculos con las naciones caribeñas. Son tres nuestras embajadas en la subregión:  Trinidad y Tobago, en  el Caribe sur, Jamaica y  Antigua y Barbudas. Con una población que ronda los 100,000 habitantes, a este paradisiaco territorio, también llamado la isla de las 365 playas. O sea, una playa por día, exceptuando cuando el año cae bisiesto. Antigua y Barbuda se independizó el 1 de noviembre de 1981 del Reino Unido, sin embargo, permanece como nación independiente miembro de la Mancomunidad de Naciones. Es uno de los 15 estados  de la Comunidad del Caribe (CARICOM)  Se estima  que entre el 12 al 15% de la población es de origen dominicano. No es raro cuando  se camina por el centro de St. John’s, su capital,  oír música vernácula dominicana o hablar español, con el clásico ruido dominicano. Recientemente, el canciller Miguel Vargas Maldonado, dejó inaugurado las instalaciones donde estará la sede del gobierno dominicano a nivel de embajada. El principal ingreso en divisas  es el turismo, aunque también exporta derivados del petróleo a otras islas del entono caribeño. Una vez nos contó el ex primer ministro Wilton B. Spencer, a una delegación oficial que encabezó el ministro sin Cartera para Asuntos de Integración Regional Miguel Mejía, de la presencia en la isla del slugger Sammy Sosa, ya que  muchos jóvenes les interesan aprender jugar béisbol. Ahora que el canciller Vargas Maldonado, estuvo en visita oficial, nuestro Gobierno debería promover un plan de cooperación intra-caribeña para apoyar nuevas iniciativas con naciones del Caribe no hispano,  como sus deseos de aprender el idioma español y estudiar carreras universitarias en nuestro  país, como la ingeniería y la medicina, entre otras ramas académicas. Y qué mejor  poder brindar  esa  solidaria cooperación en becas y otros aportes  al desarrollo.