Listin Diario Logo
19 de agosto 2019, actualizado a las 12:21 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 16 de julio de 2019

EN LA RUTA

Reivindica

  • Reivindica
César Duvernay

Más allá de las operaciones técnicas, hay que reconocer que la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (CAASD) ha aportado grandes soluciones en el orden social a los munícipes del Gran Santo Domingo.

Y es que enfrentada a los grandes pasivos estructurales y de distribución de una metrópolis que en menos de 25 años ha experimentado crecimientos demográficos (y por consiguiente de demanda) impresionantes, la CAASD también contribuye a soluciones de otras índoles. En ese tenor, la semana pasada fue dado a conocer el inicio, para finales de este año, de la segunda etapa del proyecto de rehabilitación de la triste y trágicamente célebre cañada de Guajimía, una obra que beneficiará a más de 300 mil personas no solo en cuanto a agua potable y alcantarillado, sino también en materia de salud, medio ambiente y accesibilidad vial. Según el director de la CAASD, Alejandro Montás, la acción impactará las cañadas Buenos Aires, El Indio y La Ureña, así como los ramales Villas Aura y Las Caobas, cuyos moradores tendrán, en adición el beneficio de una moderna planta de tratamiento.  La fase II del Proyecto de Saneamiento Pluvial y Sanitario de la cañada Guajimía, en Santo Domingo Oeste, tendrá un costo de 138 millones de dólares, de los cuales 50 provendrán de la cooperación con Canadá, y abarcará una extensión de 8.2 kilómetros con 500 soluciones habitacionales. Indiscutiblemente otra obra premium del gobierno del presidente Danilo Medina que reivindica los anhelos de la población vulnerable.


Más en Puntos de vista