Listin Diario Logo
20 de noviembre 2019, actualizado a las 01:23 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 28 de junio de 2019

EN POCAS PALABRAS

Haití necesita ayuda (III)

  • Haití necesita ayuda (III)
Juan Guiliani Cury

Haití ocupa un área territorial de 27,750 km2 haciendo frontera de aproximadamente 376 kilómetros   con la República Dominicana. La situación de inestabilidad política se suma la crisis económica y social en medio de protestas sociales que piden la renuncia del presidente Jovenel Moise (2017-2022)  Importantes sectores políticos y empresariales se inclinan  que una Junta Gubernativa,  asuma los destinos del país para estabilizar la situación y calmar los ánimos de  violencia que  ha cobrado varios muertos y heridos. La semana pasada,  una misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) viajó a Puerto Príncipe para buscar una solución a la grave crisis que mantiene paralizada la actividad económica. La inflación se estima en 18% con efectos directos en los precios de los alimentos y  medicinas. El gourde, la moneda nacional ronda el 100 x 1 dólar. Una misión del Fondo Monetario Internacional  (FMI) ha negociado un plan de contingencia económica  por  $299 millones sin intereses que ayude aliviar las finanzas públicas. Entre las medidas que sugiere el FMI están,  la eliminación del subsidio a la gasolina, fortalecimiento del régimen impositivo y canalizar fondos de alivio a los sectores vulnerables. El déficit público es estimado en 6,5%/Pib, siendo un factor crítico para aumentar los ingresos.  Miles de haitianos han optado por abandonar el país ante la falta de oportunidades. Solo en la República Dominicana se estima viven unos 2 millones de nacionales haitianos,  la mayoría ilegales. El territorio acusa de una grave deforestación cuya capa vegetal se estimó en el 2006 en menos de un 2%. Haití necesita estabilidad y amplias reformas económicas para atraer inversiones en energía, turismo, zonas francas, infraestructuras. La clase política y la élite económica con la asistencia de la cooperación internacional,  deben  aunar esfuerzos colectivos  para estabilizar el país y evitar que las cosas vayan de mal en peor.