Listin Diario Logo
23 de julio 2019, actualizado a las 07:53 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 17 de junio de 2019

ORLANDO DICE...

La llave del candado

  • La llave del candado
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/orlandogildice

La reelección debió haber sido un problema del país cuando el Poder Ejecutivo sometiera el proyecto de convocatoria, fuera hecho ley por las cámaras y se reuniera la Asamblea Revisora.

En lo que llegaba ese momento, la reelección tenía que ser un problema del PLD, pues era uno de sus dirigentes que tenía la intención de reformar la Carta Magna, o por lo menos eliminar un párrafo que le impedía presentarse a un nuevo mandato.

Igual había sido en uno de sus organismos que se había pactado blindar la Constitución, de manera que las elecciones del 2020 fuera competencia de uno.

Leonel Fernández, sin embargo, considerándose el ungido de ocasión, adelantó la circunstancia, y la reelección se viene discutiendo en el escenario nacional desde hace años.

La idea era satanizarla de modo que Medina y sus parciales no se atrevieran ni siquiera a mencionarla. No obstante la tumba estar abierta, no acaban de tirar el cadáver al hoyo.

Tan creídos están los seguidores de Fernández de haber logrado el cometido, que Radhamés Jiménez se arroga el derecho de cuestionar a Luis Abinader por no haber sido más firme en la denuncia contra el despropósito.

El problema entonces cambia de acera.

No es un asunto del PLD o del gobierno.

Ahora lo es de la oposición, pero particularmente del PRM. Esto es, se censuran los aprestos oficialistas, pero también lo que se interpreta vacilaciones del Partido Revolucionario Moderno.

Abinader en cierto modo les hace el juego a los leonelistas, solo que no batea para el ciclo y con un hit se queda en primera base.

Dijo que están ofreciendo dinero a legisladores sin dar nombres ni montos, creando sospechas colectivas y dando lugar a suposiciones que afectan a su propia gente.

De lo que se habla ahora no es de los sobornos individuales, sino de entregar la presidencia de la cámara de Diputados a partir del 16 de agosto a cambio de los votos que hicieran falta.

Lo que era un problema del PLD, ahora lo es del PRM, pues como en el bolero, tiene la llave del candado.