Listin Diario Logo
25 de junio 2019, actualizado a las 09:35 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 14 de junio de 2019

EL CORRER DE LOS DÍAS

Cuando la intuición desaparezca

MARCIO VELOZ MAGGIOLO
mvelozm@yahoo.com

En la  búsqueda de  una realidad que aparenta ser mejor, prende primero la chispa de la curiosidad y luego la indagación que se convierte en  metodología, en afán por entender un mundo que se desea entregar novedoso, y hasta triunfal, tras el descubrimiento que tanto nos esforzamos en concluir, el  que nos obliga, a veces, a dedicar casi  una vida para vencer los escollos de todo tipo, con la ayuda de  colaboradores de carne y hueso,  y de  asistentes que, transformados desde hace tiempo en publicaciones con  las ideas de  otros,  vinieron a socorrernos con sus contradicciones, o con sus maneras  de ver lo que pensamos como  posible, y  con la ayuda necesaria de aquellos que compartieron  las mismas ideas, porque la mayoría de los saberes tiene muchos padres antes de que la realidad y la supuesta verdad, coronen nuestro esfuerzo.

Mi trabajo tiene muchas aristas porque me di cuenta, desde temprano, que la literatura, tradicionalmente seccionada en géneros, era la misma.

Existe en la cabeza, en las profundidades del manto genético con el que se recubre el pensamiento, una especie de saber incongruente que con el ejercicio mental se va clarificando. Se llama o lo llaman “intuición”. Aun no puede explicarse.

No sé cómo es por dentro el cerebro, cómo es el pensamiento del llamado “investigador puro”, pero sé que se revuelven  en sus  interiores personajes, historia, imaginación, y fracasos convertidos en memoria, así como aquello que se transformó  en amasijo de conocimientos, y formas  de la imaginación con las que a  veces consideramos  cómo un pensamiento que influye en los demás”.

A veces somos novelistas, analistas de la historia, intérpretes de sociedades de las cuales imaginamos  una gramática misteriosa y confusa ---babélica---- y entendemos  la razón de Jorge Luis Borges---cuando tiene que recurrir a una memoria totalizante,  akashica, la que Jung escarbó hasta el mismo día de su muerte,  para justificar el pensamiento humano, tal y  como aconteciera con su personaje Funes el Memorioso, o su biblioteca imaginaria donde cuelga el saber.

Diríamos que la imaginación es la muestra impalpable del alma humana, y que nunca sabremos como se inició, y que además su característica proteica, es la que sirve de base al poeta, al científico, al religioso.

Pero desde el inicio biológico del pensamiento, como bien lo señalara el arqueólogo australiano Gordon Childe en su libro “El Hombre se Hizo a sí Mismo”, la historia y la biología comenzaron a transitar el mismo camino.

Y aun no sabemos ni suponemos donde ambos mantendrán su simultánea presencia: La biología es la parte anterior del todo, no sabemos hasta donde nos llevará el desarrollo del pensamiento y el de su influencia sobre nuestra conformación biológica.  Se me ocurre, y ya ello entra en algún capítulo de novela, que cuando la mano del hombre, instrumento inicial del  trabajo para crear el pensamiento, sea sustituida por los nuevos inventos y ya el cerebro no pueda seguir guardando sus experiencias, la intuición también podría haber desaparecido.


Más en Puntos de vista