Listin Diario Logo
18 de julio 2019, actualizado a las 09:03 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 07 de junio de 2019

EL BULEVAR DE LA VIDA

El PLD en farándula

  • El PLD en farándula
Pablo Mckinney
pablomcKinney@gmail.com

Contrario a lo que muchos pudieran pensar, el PLD no está guerra sino en farándula, y no sabe uno qué es peor, pues si partimos de la descalificación entre sus miembros enfrentados en las redes sociales, llegaremos a la conclusión de que los señores prefieren el chisme malsano y la exhibición farandulera de sus humanas miserias, a la discusión respetuosa, que es lo que ocurre en algunos programas de la farándula expertos en explotar el morbo del auditorio. Con el episodio donde un ex narcotraficante se vengaba de quien autorizó su apresamiento y posterior deportación hacia EE. UU. como antecedente, en el PLD la cosa comenzó a “pasar de castaño a oscuro” cuando en una televisora de Miami (tenía que ser Miami) un personaje de la farándula muy dado a las medias verdades de la comunicación coprológica arremetió contra el presidente de la organización, fuera de la presidencia del país desde 2012, como me recordara Roberto Rosario, entrevistado esta semana en el Enfoque de CDN.

Días después del episodio político/farandulero, la diputada Lucía Medina aseguró que en el PLD tienen todo a su favor para perpetuarse en el poder, (sí, dijo perpetuarse), y ahí mismo, en la vellonera de la segunda planta del Grupo Telemicro se escuchó el tema que Ruby Pérez canta como nadie, no para perpetuarse en nada sino “para que no me olvides ni siquiera un momento.” ¡Ay!

No había pasado 24 horas de esto cuando la legisladora recordó a su colega Henry Merán... “a ti te arrastré yo”, (sobre las candidaturas de ambos) y este le respondió... “y a ti te arrastró el Estado”, ¡Insana virtud, la de meter la pata! y todos escucharon a Joe Dassin cantar: “A ti, a tu belleza tan particular, a esa manera tuya de mirar...”. Finalmente, es útil recordar que el ministro José Ramón Peralta había advertido el martes que, antes de cualquier acuerdo, “en el partido deben de terminar los (...) insultos”, y ahí mismo recordó uno el poema gris de Chumacero: “Antes, antes, muy antes, cuando aún no había flores en las sendas, (...) cuando azul no era el cielo ni rojas las hormigas, ya éramos tú y yo”. Por estar faranduleando, al PLD se le está olvidando el nosotros, y las de febrero y mayo no son las elecciones de ACROARTE