EN LA DIANA

Capitalización del Banco Central

ROLANDO REYES

Primer Tiro
Dado que la solvencia ilimitada que representa la capacidad emisora del Banco Central descarta el tema de la quiebra, el asunto a discutir es el nivel de ingreso requerido para cubrir los gastos financieros y operacionales de la Entidad. Pero aun sin tomar en cuenta la facultad de emisión, la solvencia del Banco Central aumenta drásticamente cada vez que la Entidad traspasa sus pérdidas acumuladas en el pasivo a las cuentas por recibir del Gobierno, lo cual es aceptado y avalado por los auditores externos. La suma de dichas cuentas y los bonos de capitalización emitidos es mayor que el monto de los valores en circulación. Pero además habría que estimar el balance general del Banco Central resultante si la Ley 176-07 de capitalización se hubiese cumplido.  Según las proyecciones originales, al año 2017 el Banco Central debió presentar un balance positivo en su estado de resultados. Si todos los activos internos de la institución emisora contra el Gobierno Central hubiesen estado devengando intereses, entonces el balance actual de los valores en circulación y de las mismas cuentas por recibir serían mucho menores.

Segundo Tiro
Una nueva Ley de Capitalización que tenga como objetivos fundamentales la conversión en bonos de largo plazo las cuentas por recibir del Gobierno que dicha institución mantiene en su balance general, así como  el mantenimiento de la capacidad de la misma de emitir títulos de deuda destinados a la contracción y expansión de la cantidad de dinero, es cada vez más urgente y necesaria para mantener y consolidar en el largo plazo la capacidad de la política macroeconómica de mantener la estabilidad macroeconómica y el control de la inflación. La Ley 176-07 planteaba que al cierre del año 2017 el Gobierno debía haber emitido bonos de capitalización por un monto de RD$ 320 mil millones. Las restricciones presupuestarias impuestas por condiciones internas y externas determinaron que solo se pudiera emitir una suma ascendente a RD$ 132,362.2 millones. Pero es necesario repetir que para evaluar la solvencia del organismo emisor hay que tomar en cuenta que el mismo mantiene en sus activos cuentas por recibir del Gobierno por un monto de RD$ 434,849.7 millones.

Tercer Tiro
El tiempo requerido por el proceso de capitalización del Banco Central debe tener en cuenta dos etapas fundamentales. La primera seria el tiempo necesario para la emisión de títulos de deuda publica equivalente a los RD$ 434,849.7 millones que están en cuentas por recibir y que deben ser titularizados. El tiempo requerido por la segunda etapa debe estimarse en función del plazo necesario para que los títulos de largo plazo emitidos y por emitir para la capitalización por parte del Gobierno, sean intercambiados y sustituidos por letras y notas de corto y mediano plazo emitidas por el Banco Central.