Listin Diario Logo
19 de junio 2019, actualizado a las 10:10 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 22 de mayo de 2019

Poder total y absorbente

Manuel Fermín

 “Intereses de corto plazo pugnan por imponerse a una visión democrática de largo plazo”. (Leonel Fernández, Listín Diario, pág. 2™, 26 de octubre de 2018).  Me ha parecido muy representativo de ello el cuadro político actual: crisis en el PRD; el TSE y sus quejas; JCE; las tensiones en el PLD; el Congreso marcado por el contubernio; la Justicia cuestionada, ¡y que se agregue la crispación de la calle!”, eso solo lo explica un deseo inmoderado por construir una superestructura del poder. “Israel ha ganado todas las guerras, pero no ha podido conseguir la paz. Es la gran paradoja que nos da la parte armada de la política, en donde los aficionados a la adrenalina fugaz y brutal de las victorias los hace sentir exultantes, pero en un horizonte, eso sí, aparentemente cada vez más lejano de la estrategia de que es posible ganarlo todo.  Tarde o temprano se revierte este éxito porque las vulnerabilidades de la política dominicana son proverbiales, no se terminan de corregir, nos llegan las fragmentaciones políticas generadas por las luchas descarnadas a lo interno de los partidos políticos, y en el PLD terminaría si no en tragedia en un partido de futuro incierto de no imponerse la lógica de que no es posible seguir en un delirio en forma de poder total y absorbente.  Se impone una profunda reflexión para que el presidente Medina y su entorno de colaboradores de íntima y sentida amistad comprendan que no pueden superarse todas las memorias del pasado de la República tildándose de una suerte de “adanismo” desde el poder.  Y más que todo siendo el propio Presidente un referente como ha sido de superar la doble prueba de la derrota y la victoria.  No cabe en la rectitud del buen juicio de razón y de palabra que quien fuera un acérrimo e ideológico adversario del continuismo, persista en una desviación no descrita en ningún trato referencial dentro de la actividad política de hombres y mujeres pertenecientes a la nueva generación de políticos dominicanos; y todavía más: cuando hay sectores que buscan la grieta y la discordia interna en el peledeismo gobernante. Es comprensible que sería una actitud imprudente e irreflexiva que la Constitución esté sujeta a interpretaciones divergentes del momento sobre la base de “palacioestrategias” y no de principios ¿O habría que estudiar prehistoria para entender el presente, es decir, adscripción a Trucutú y Guzalina?