Listin Diario Logo
20 de octubre 2019, actualizado a las 10:42 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 01 de mayo de 2019

PASADO Y PRESENTE

Los únicos Padres de la Patria

  • Los únicos Padres de la Patria
Juan Daniel Balcácer
jdbalcacer@gmail.com

En anteriores artículos me he referido a las diferentes polémicas suscitadas en el pasado en torno a los hombres y mujeres a cuyos esfuerzos y sacrificios debemos la proclamación de la República Dominicana en 1844. Se recordará que durante el proceso para seleccionar los personajes que en virtud de la magnitud de sus servicios a la Patria merecían ser elevados a las categorías de héroes, mártires y próceres de la nación, destacamos que esas apasionadas controversias surgieron en función de las simpatías políticas de quienes, fuera desde el Congreso Nacional o desde el Poder Ejecutivo, sometían al escrutinio público los nombres de aquellos personajes que debían servir como paradigmas del patriotismo nacional para las generaciones del porvenir. Hoy sabemos del profundo cisma que se originó en 1894, entre liberales y conservadores, cuando el caso de la estatua a Duarte. Mariano A. Cestero, en un valioso opúsculo titulado “27 de febrero de 1844”, (Santo Domingo, 1900), destacó dos aspectos o períodos claramente definidos que caracterizaron al proceso independentista: uno era el civil o civilista; mientras que el otro, era el militar. En el primer aspecto o período sobresalieron los trinitarios y los febreristas, especialmente Duarte, Sánchez y Mella; mientras que en el segundo lo fueron Santana, Imbert, Duvergé, Salcedo, Mella, Pelletier, Puello, Cabral y otros no menos valientes paladines de la guerra dominico-haitiana. “La idea civil o civilista -escribió Cestero- hizo la Independencia, que la militar afianzó... “La primera [la civilista] se ve reasumida en Duarte y la legión febrerista; la segunda [la militar] no es privativa, no está precisamente encarnada en Santana; aun siendo como es el primero y más renombrado de nuestros militares. Ni viso de duda en esto”. En consecuencia, lógico fue que cuando se presentó la ocasión para escoger los nombres de quienes merecían ser ungidos con el título de Padres de la Patria, tan alta distinción única y exclusivamente correspondía a los tres patriotas que descollaron tanto en lo civil como en lo militar y que no solo crearon la República en 1844, sino que también lucharon por su restauración durante la guerra dominico-española de 1863-1865. Se trata de los insignes revolucionarios Duarte, Sánchez y Mella: los únicos Padres de la Patria.