Listin Diario Logo
18 de mayo 2019, actualizado a las 03:59 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 22 de abril de 2019

CONTROVERSIA

¿Vamos camino a dictadura?

  • ¿Vamos camino a dictadura?
Vinicio Castillo Semán
@VinicioSenador

La Semana Santa acaba de terminar.

Contrario a otras anteriores, no hubo tregua con el tema político.

La iglesia en voz del arzobispo de Santo Domingo, Francisco Ozoria, expresó que “si el pueblo dominicano no despierta vamos camino a una dictadura”, refiriéndose específicamente a la peligrosa concentración de poderes que ejecuta el gobierno al interferir sobre los distintos poderes del Estado.

¿Es válida la preocupación de monseñor Ozoria? Lo primero que hay que analizar es el contexto en que estas declaraciones se producen. Hace apenas unos días el país vio con horror cómo la juez más seria y reconocida del sistema judicial dominicano en los últimos 30 años, fue objeto de una cruel persecución que procuró su linchamiento moral como paso previo para justificar su destitución de la Suprema Corte de Justicia. Evidentemente, la campaña contra Miriam Germán y su posterior ilegal separación, sin motivación, igual que ocho magistrados de la Suprema, ha procurado infundir temor y enviar un mensaje al Poder Judicial.

Apenas días después del episodio de Miriam Germán y la destitución de ocho jueces de la Suprema Corte en violación a la Constitución, sin motivar la decisión de separación, estalla otro hecho ominoso y preocupante: cuatro altos funcionarios del gobierno amenazan al Presidente del Tribunal Superior Electoral y otros dos jueces para intentar cambiar una sentencia sobre una convención del PRD.

En acto inmediato a este fallo el presidente del Senado, secretario general del PLD Reinaldo Pared, propuso un juicio político contra los tres magistrados e instó a la Cámara de Diputados a acusarles ante el Senado procurando su destitución. Este hecho grave ha alarmado a todo el país porque es más clara y evidente la intención del grupo gobernante sojuzgar y doblegar el poder electoral de la República Dominicana compuesto por la JCE y el TSE.

¿Puede haber democracia con una JCE y un TSE bajo presión e intimidación del Palacio Nacional? Es evidente que estamos en presencia de un gran peligro contra la democracia dominicana.

Pero, todo esto se produce en medio del activismo sedicioso de un grupo de funcionarios que, existiendo la prohibición taxativa en la Constitución para que el presidente Medina pueda intentar una repostulación, planean en la sombra dar un zarpazo a la Constitución sabedores de que no tienen los votos necesarios en la Asamblea Nacional y que eso solo podría ser posible cometiendo graves infracciones criminales de soborno y coalición de funcionarios, tratando doblegar voluntades legislativas con río de oro público mal habido. Es más que evidente que hay un grupo de altos funcionarios (dentro de los cuales tengo amigos personales) que están tentando al Presidente a ponerse las botas de dictador, a burlar su juramento ante Dios y pacto notarial que firmara para sellar la unidad del PLD en 2015.

Esperamos Dios ilumine al Presidente y desoiga los macabros consejos que lo llevarían a él y a la República a un abismo político e institucional.