Listin Diario Logo
18 de mayo 2019, actualizado a las 03:59 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 18 de abril de 2019

EN LA DIANA

Tasa de interés neutral

Rolando Reyes
rolandoreyesyasociados@gmail.com

Primer Tiro
Si se toma en cuenta que la Tasa de Interés Neutral (TIN) se define como aquella que mantiene el crecimiento en su nivel potencial sin causar presiones inflacionarias, y si se toma en cuenta también que durante los últimos 16 meses el crecimiento del ritmo de actividad económica medido por el IMAE (Índice Mensual de Actividad Económica) se ha mantenido por encima de la tasa de crecimiento potencial de PIB, y que durante dicho periodo la tasa de inflación se ha mantenido dentro el rango meta del Programa Monetario del Banco Central, entonces debe concluirse que la Tasa de Política Monetaria (TPM) de la institución emisora se ha mantenido permanente alineada a la TIN, generando una estructura de tasas de interés de mercado que ha permitido un crecimiento en la frontera del potencial y una inflación baja. Pero sin un corte drástico a los niveles de evasión y una reforma fiscal que garanticen un superávit fiscal primario suficiente para el pago de todos los intereses de la deuda pública, la efectividad actual de la política monetaria podría quedar seriamente erosionada.

Segundo Tiro
El riesgo de erosión de la eficacia de la política monetaria viene dado por la posibilidad de que la prima de riesgo demandada al rendimiento de los títulos de deuda publica domestica denominada en moneda nacional se traspase a la estructura de las demás tasas de interés.

En la entrega anterior se planteaba que “la evolución de la prima de riesgo demandada por el mercado doméstico de deuda pública en moneda nacional sigue completamente divorciada de la que demandan los mercados internacionales por la misma deuda publica expresada en moneda extranjera. El 27 de junio del 2018 la prima de riesgo medida según el margen EMBI (Emerging Market Bond Index) era de 352.6 puntos básicos, mientras que al pasado 28 de marzo del año en curso era de 327 puntos básicos, con una clara tendencia hacia la baja durante el citado periodo”.

Tercer Tiro
La prima de riesgo demandada a los títulos de deuda publica denominados en moneda nacional (medida según el Índice Retorno/Precio de la totalidad de dichos títulos) pasó de 105.9 a 109 puntos durante el mismo período, exhibiendo una clara tendencia hacia arriba.

Si la única explicación posible a esta diferencia es la prima por riesgos por expectativas de incrementos en el tipo de cambio, debe concluirse que si la devaluación anualizada bajó desde 4.01% hasta 2.53% durante el citado periodo, entonces existe una oportunidad de ganancias con los errores cuasipermanentes del mercado doméstico de deuda pública. Dado que la deuda pública no puede ni debe dolarizarse completamente, la generación de un superávit fiscal primario suficiente para el pago de los intereses de toda la deuda pública, es un resultado fiscal de alta prioridad y de carácter urgente, pues solo así se reduce la prima de riesgo demandada a la deuda publica en moneda nacional, y el riesgo de que la misma afecte el alto crecimiento y la baja inflación.