OYE PAÍS

Por Juan Dolio

Ruddy L. González

Juan Dolio, uno de los polos turísticos en constante desarrollo, cercano a la Capital y dotado de mucha seguridad, se ha convertido en una atracción importante de inversión y recreación.

Un grupo de residentes de Juan Dolio me escribe –tocándome como ‘doliente’ del lugar por haber hecho vida en la zona dado a una propiedad en Metro Country Club- para reiterar la queja sobre un proyecto de vocación turística, denominado ‘Le Parc Beach Front’, que continúa en proceso de construcción pese a que el Tribunal Superior Administrativo ordenara detener los trabajos, acogiendo una petición de adopción de medida cautelar, del 12 de noviembre de 2018, porque se violentan los límites de densidad y distancias de linderos, incluyendo las leyes sobre el rompimiento de la pleamar y de protección ambiental. Citan que inspectores de Obras Públicas fueron a la obra, en diciembre de 2018 e indicaron que los trabajos de construcción continuaban. El 9 de febrero, las empresas pidieron levantar la medida cautelar. El 13 de marzo de 2019 hubo una audiencia que está pendiente de fallo en el TSA.

El turismo es uno de los grandes potenciales del desarrollo económico de la nación y debemos promoverlo, aminarlo, ayudarlo, pero siempre bajo el estricto mandato de las leyes y sin provocar daños irreparables, que es lo que temen los vecinos de ‘Le Parc Beach Front’, en Juan Dolio, quienes ven que cómo con las violaciones que denuncian se está ‘matando la gallinita de los huevos de oro’.