Listin Diario Logo
24 de junio 2019, actualizado a las 10:33 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 28 de marzo de 2019

EN LA DIANA

Precio y consumo de agua

ROLANDO REYES

Primer Tiro
En el tercer tiro de la entrega anterior se concluía que el “precio del agua procesada para fines de consumo humano es 18,758 veces mayor que el agua para uso agrícola; 1,760 veces mayor que el agua potabilizada por el sistema de acueductos del INAPA, y 13 veces mayor que el agua servida a domicilio, y que mientras exista un rango tan amplio de precios, no puede existir gestión y uso eficiente del recurso hídrico”. Aunque las inversiones en almacenamiento y distribución de agua son altamente prioritarias, la conclusión anterior estaría sugiriendo que la aplicación de un sistema de tarifa óptimo tendría un altísimo impacto en racionalizar el consumo y la demanda de agua, y dado que esta decisión no requiere de ningún tipo de inversión en infraestructura, la misma podría ser de mayor prioridad que invertir en almacenamiento y distribución, ya que su relación beneficiocosto sería cientos de veces mayor que aquella. El 70% del agua almacenada en embalses se utiliza en riego por inundación en la agricultura, el método más ineficiente del mundo, y lo peor de todo es que la misma es servida de manera gratuita en casi todos los distritos de riego del país.

Segundo Tiro
El establecimiento de una tarifa hídrica tiene un impacto adicional al de la reducción de los desperdicios y usos ineficientes: la recuperación de los costos de las inversiones en obras de almacenamiento y distribución.

Por tanto, un criterio para la fijación de la tarifa óptima a los distintos tipos de consumo es el costo marginal de largo plazo de un sistema optimizado de producción y distribución de agua, que es el más usado en otros sectores de servicios públicos regulados a nivel mundial.

El costo marginal es un criterio de valoración que se utiliza para la fijación de una tarifa óptima basada en los costos de largo plazo, y es distinto al Costo de oportunidad del usuario (pérdidas en que se incurre o ingresos dejados de percibir por no disponer de agua), y a su Costo del desabastecimiento (costo adicional al normal que se paga para disponer de agua).

Pero además del costo marginal, el precio del agua también debe tener en cuenta el costo de oportunidad de los recursos naturales que hacen posible su disposición.

Tercer Tiro
Es oportuno repetir que la “severidad de la sequía y la alta vulnerabilidad de la población a los efectos de las mismas demuestran que el tema de la gestión de los recursos hídricos debería ocupar una alta prioridad en la agenda de política pública, y más aún, también, demuestran que es imprescindible adoptar un enfoque de desarrollo sostenible en el que la vulnerabilidad hídrica y la de otros efectos climáticos deben ser ejes transversales.

La inclusión de los efectos del cambio climático como uno de los aceleradores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, fue un paso de avance.