Listin Diario Logo
26 de mayo 2019, actualizado a las 06:07 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 15 de marzo de 2019

ORLANDO DICE

La que hubiera amado tanto

  • La que hubiera amado tanto
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

Preguntas insinuantes, igual inquietantes y curiosas. ¿Habrá Margarita Cedeño hablado en serio de política con  Leonel Fernández? ¿O con Danilo Medina? ¿Acaso tiene un mínimo equipo político?

   Como estas preguntas no pueden mandarse por correo, deben lanzarse al aire como flechas, solo que con destinarios seguros y no por capricho.

   ¿Con quiénes habla de política la vicepresidenta de la República? No frecuenta los programas de panel -televisión y radio- ni anda comentando con reporteros que encuentra a su paso.  

   Lo de Telemundo fue una dicha, para Cedeño ocasión.

   El caso de ella es muy especial, pues se sabe que lanzados o antes de tirarse al ruedo Reinaldo Pared, Carlos Amarante, Francisco Dominguez, Temístocles Montás hablaron con Medina, y se creyó en un primer momento que eran gallos de la traba del presidente.

   ¿Por qué no se incluyó a Margarita Cedeño en el paquete si sus aspiraciones no son secretas y ella forma parte del gobierno? En consecuencia, oficialista como nadie.

   Podría alegarse que tampoco a Leonel Fernández, y creerse que Cedeño pertenece al litoral de su marido, y la verdad que no se le puede considerar ni existen elementos que lo comprueben.

   Ella asistió a un reciente acto de puesta en circulación de su último libro, pero nunca se le ve en las jaranas políticas con que Fernández se entretiene desde que salió del poder y se afana en volver.

   Ella, cual Penélope, sigue esperando en el andén, con una paciencia que hasta Job envidiaría y una prudencia de  madona segura de haberse ganado el cielo.

   De ahí que sorprenda que después de su comparecencia en Telemundo, y en un encuentro con el sector externo, Leonel Fernández la hiciera objeto de ataque en su jaleo de campaña.

   Le atribuyen haber dicho que daría “una pela de calzón quitado y falda alzá”, una expresión muy de pueblo, pero impropia de su oratoria y con evidente violencia de género. Un político tan cuidadoso en el hablar e incurrir en un gazapo que lo acerca a una misoginia parecida a la de Jean Alain Rodríguez.

   Aunque lo que importa es que metió a Margarita Cedeño en pelea y con tratamiento de hombre. ¿Replicará o guardará silencio? ¿Lo político o lo doméstico primero? No le conviene quedarse topada. Como Elvis Presley: Ahora o Nunca.