Listin Diario Logo
23 de junio 2019, actualizado a las 01:19 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 05 de marzo de 2019

SONDEO

Carril izquierdo

  • Carril izquierdo
Luis Encarnación Pimentel

Conectado prácticamente por los cuatro costados y con muy buenas carreteras - no obstante el  atraco al erario y a los bolsillos de los dominicanos que ha significado la vía de Samaná -, lo que el país no ha podido resolver es el riesgo creciente de accidentes de transito a lo largo y ancho del territorio nacional, muchas veces con perdidas de vidas. Y todo, por una imprudencia cada vez más manifiesta de parte de conductores de guaguas del servicio público, de vehículos pesados, de motores y de muchos privados sin conciencia, que se meten en vía contraria, que rebasan donde no se debe y que andan como les da la gana, como verdaderos chivos sin ley, sin que ninguna autoridad le ponga un freno definitivo. La imprudencia, la irresponsabilidad son las mismas en carreteras del interior y calles de las ciudades, solo que como en las primeras se circula a mayor velocidad, en ellas el impacto de cualquier colisión deja mayores daños y los hechos, cuando hay muertos por el medio, llegan a los titulares de los periódicos. Es verdad que la falta de control y de orden es un problema viejo y serio, sobre lo que prácticamente había que partir de cero, pero a dos años de la aplicación de la nueva ley 63-17 sobre la materia, las cosas no han pasado de los anuncios y de una que otra escaramuza del momento. Falta un esfuerzo continuado, disgregado por la geografía nacional, y sobre el terreno; que tenga consecuencias económicas, para que, de verdad, los violadores de las disposiciones de transito lo sien tan en sus bolsillos. De ahí que el aumento en las multas que arrastraría la duplicación del salario mínimo, antes que verse como un abuso, viene a caer como anillo al dedo. Y es por donde hay que trabajar - incluso con la incautación de los vehículos por un tiempo -a los dueños de camiones y guaguas, cuyos conductores imprudentes y violadores cobran muchas vidas. Ahora se descubre que la irresponsabilidad es tal que, a todo riesgo, muchos de esos vehículos circulan con los neumáticos lisos (¿). ¿Y lo de la sanción a los vehículos pesados que ocupen el carril izquierdo? Solo se anunció. Pero todo igual, y no se va a resolver, a menos que se pongan “detectores” en todo el país. Pero es logística que no se tiene, salvo que le den autoridad - y esa tarea- a la gente de Asistencia Vial de Obras Públicas, muy eficiente.