Listin Diario Logo
15 de octubre 2019, actualizado a las 01:15 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista viernes, 15 de febrero de 2019

UN MOMENTO

Ejemplo de un hombre rico

  • Ejemplo de un hombre rico
Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 Leyendo textualmente de la Escritura, tomado del libro de Job, versículo 31, 16, dice así: “¿Me he negado yo al deseo de los débiles? ¿Dejé desfallecer los ojos de la viuda? ¿Me comí solo mi pedazo de pan sin compartirlo con el huérfano? Siendo así, que desde mi infancia me crió él como un padre, me ha guiado desde el seno materno, ¿he visto a un miserable sin vestido? ¿Algún pobre desnudo sin que en lo íntimo de su ser me bendijera y del vellón de mis corderos se haya calentado?”. Es la expresión de un hombre rico, pero que el modelo de rico -sus riquezas, riquezas que él ha producido con sus manos, que ha trabajado y se ha sentido así, desde su infancia-, él dice: “Yo las comparto”. Produce para compartir y se fija en tantas situaciones de personas: “No me como solo mi pan. ¿Con quién comparto mi pan? ¿Con quién comparto el vellón que calienta, que viste a los demás?”

Es una pregunta que nos podemos hacer todos; las riquezas no requieren que sean eliminadas. Lo importante es el uso que tú das a tus riquezas, que no te quedas tranquilo porque tienes un llamado, y no necesariamente es un llamado porque eres un cristiano, sino porque eres un ser humano que se conduele de los otros seres humanos y has aprendido que, en la historia, los que comparten sus riquezas son los más felices. Como aquella otra frase de la Escritura que dice: “Hay más alegría en dar que recibir”. Te invito a que seas feliz, a que tengas muchas alegrías: más dando que recibiendo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.


Más en Puntos de vista