Listin Diario Logo
25 de abril 2019, actualizado a las 10:20 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 17 de enero de 2019
0 Comentarios

En la diana

ROLANDO REYES

Primer Tiro
El valor del multiplicador de la inversión pública financiada con deuda presentado en la entrega anterior corresponde a un valor de largo plazo, en el que se supone que todo el beneficio de dicha inversión es monetario o de mercado, el cual se reinvierte de manera permanente en otros proyectos de inversión pública que tienen la misma rentabilidad social. En dicho ejercicio también se supone que el Gobierno capta una porción de dichos beneficios igual a la presión tributaria promedio. El beneficio anual de corto plazo de una inversión pública, financiada o no con deuda, es la anualidad de su valor presente neto. A largo plazo los beneficios sociales de la inversión pública producen aumentos de bienestar en los hogares, los que a su vez producen aumento del gasto privado, es decir, base tributaria para la recaudación de impuestos. Para el cálculo del multiplicador corto plazo que sigue a continuación se asume que solo el 50% de dichos beneficios se obtiene a corto plazo.

Segundo Tiro
En el ejercicio replanteado se asume que la inversión pública aumenta en una unidad monetaria, la cual es financiada con la emisión de deuda doméstica a una tasa del 12% a un periodo de diez años. Se asume que la relación beneficio/costo, calculada a una tasa de descuento igual a la tasa de interés del préstamo, es de 75 por cada peso invertido, de los cuales el 50% son beneficios monetarios que se obtienen durante la vida útil de la inversión. De este monto el Gobierno capta el 15%, los cuales reinvierte en otros proyectos de inversión con una rentabilidad social igual a  la tasa de interés del préstamo con que financia la inversión. Los intereses de la deuda se deducen de los recursos disponibles para inversión, pues solo el gasto primario produce efecto multiplicador.  Si se toma en cuenta también que en el 2017 el consumo final representaba el 81% del total del PIB, y que la tasa promedio ponderada del ITBIS es de un 15%, entonces se obtiene como resultado que el valor del multiplicador de estas inversiones públicas, financiadas con deuda domésticas, sería de 5.83, lo que significa que cada peso de la citada inversión produce 5.83 pesos adicionales de ingresos.

Tercer Tiro
El multiplicador de todo el gasto publico nunca puede ser negativo, pues el mismo siempre será mayor que el pago de los intereses que se restan para obtener el gasto con impacto multiplicativo.  El multiplicador de toda nueva inversión pública tampoco puede ser negativo. Lo que sí podría ser negativo es el efecto multiplicador acumulado de toda la inversión pública, lo cual puede suceder si el pago de intereses es mayor que la inversión (lo cual es ya la situación desde el 2014), y si la relación beneficio/costo o rentabilidad de la inversión acumulada es muy baja.  Si el pago de intereses continúa siendo mayor que la inversión real, el efecto acumulado del multiplicador de esta última se reducirá de manera acelerada. Una condición necesaria para la reversión de este resultado es la definición de un monto de inversión igual a todo nuevo endeudamiento, y viceversa. Otra condición es la revisión de los criterios de inclusión de proyectos en el Sistema Nacional de Inversión Publica, y la formulación de una norma robusta de cálculo de la relación beneficio-costo de dichos proyectos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña