Listin Diario Logo
23 de marzo 2019, actualizado a las 01:05 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista jueves, 10 de enero de 2019
0 Comentarios

En la diana

ROLANDO REYES

Primer Tiro
Continúa el debate sobre sobre la teoría del crecimiento con esteroide, según la cual  éste  se explicaría de manera preponderante por el crecimiento de la deuda pública. En la entrega anterior se presentaron evidencias orientadas a sustentar la hipótesis de que la inversión pública financiada con deuda puede tener un alto impacto en el crecimiento. En el ejercicio presentado se asumía que la inversión pública aumenta en una unidad monetaria, la cual es financiada con la emisión de deuda doméstica a una tasa del 12% y a un plazo de diez años. Ahora considérense inversiones públicas de altísima relación beneficio-costo solo en el sector Salud, tales como la reducción de enfermedades prevenibles y transmisibles, de acceso universal a la atención primaria, de reducción de accidentes de tránsito y de muertes materno-infantil. Una relación beneficio-costo promedio de estas inversiones tendría un alto coeficiente de variación, pero según estimaciones muy preliminares en curso, se podría asumir que el valor de la misma (calculado a la tasa de descuento del 12%) es de 75 por cada peso invertido.

Segundo Tiro
Supóngase ahora que el Gobierno capta el 15% de los beneficios, los cuales son reinvertidos al final de cada ciclo productivo en que se produce el efecto multiplicador de la inversión pública, y suponga también que los intereses de la deuda se deducen de los recursos disponibles para inversión.  Si se toma en cuenta también que en el 2017 el consumo final representaba el 81% del total del PIB, y que la tasa promedio ponderada del ITBIS es de un 14%, entonces se obtiene como resultado que el valor del multiplicador de estas inversiones públicas, financiadas con deudas domésticas, sería de 38.6, lo cual significa que bajo las condiciones y los supuestos asumidos, cada peso tomado en deuda pública doméstica, e invertido por el Gobierno en proyectos y programas altamente rentables del sector Salud, al final del ciclo productivo produce 38.6 pesos adicionales de ingresos. No hay efecto de evasión fiscal ni de otro tipo de filtraciones que reduzca la significación de esta cifra.

Tercer Tiro
Una de las grandes debilidades de la teoría del crecimiento con esteroide es que supone que la deuda contraída hoy será pagada por la generación actual. Asume como válida la teoría de que todos los vivos asumirán que ellos tendrán que pagar en el futuro la deuda contraída hoy. Sus seguidores son esclavos de un gran economista difunto que pensó hace más de 200 años. No es la deuda bruta la que se pagará en el futuro, sino la neta que resulta de restar las inversiones en infraestructura y capacidad productiva que heredarán las generaciones futuras.

No tomar deudas para satisfacer parte de las necesidades actuales y dejar a las generaciones futuras activos sin ningún pasivo es igual que proteger los recursos naturales más allá de lo necesario para conservar el capital natural suficiente para mantener constante a largo plazo el nivel actual de consumo de servicios eco sistémicos. Equivale a ahorrar para los ricos de mañana, a valorar más el futuro que el presente, y a actuar como si la tasa de interés o de descuento fuera negativa. Si la tasa de descuento fuera por lo menos igual a cero, la sociedad estaría valorando el futuro igual que al presente. No más.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña