Listin Diario Logo
16 de junio 2019, actualizado a las 12:11 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista lunes, 08 de octubre de 2018

ORLANDO DICE

Conflicto en el PLD

  • Conflicto en el PLD
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

UNO: ¿BATIR DE NUEVO EL COBRE? La instancia que tres dirigentes del PLD llevaron al Tribunal Superior Electoral es esencialmente jurídica, cosa de jueces y abogados. Ahora, recurrir ante esa alta corte es un acto político, con implicaciones y consecuencias políticas. Y no solo para los impetrantes, sino para todo el PLD. El acuerdo que permitió la repostulación de Danilo Medina fue suscrito por los miembros del comité Político en el 2015, el entonces mandatario consiguió su segundo mandato, esto es, se reeligió, e igual se cumplieron las demás expectativas. ¿A qué viene que después de transcurrido 3 años --de entonces a acá-- se quieran anular aspectos de un entendimiento que salvó al partido de una difícil circunstancia? Se habla de los puntos 6 y 14 y particularmente de la posposición del Noveno Congreso Ordinario.

La cual ahora se dice fue ratificada de manera irregular por una asamblea de delegados convocada al efecto y además violatoria de la Constitución de la República, de varias leyes y artículos de los estatutos.

Entonces se batió el cobre, pero se batió mal, y ahora –en virtud de razones nuevas– se demanda justicia. ¿Cómo echar para atrás y dejar sin efecto lo que en su momento se consideró un logro supremo, y que sirve de base al actual y futuro desempeño de la organización?...

DOS: EL NUEVO ORGANISMO DEL PLD.- EL PLD como partido o el comité Político como organismo de dirección no han reaccionado a la instancia sometida al Tribunal Superior Electoral, y pudieron haberlo hecho, pues en el último encuentro decidieron convocar al comité Central para conocer asuntos que se pensaba eran de su competencia, pero que los tres que quieren echar la organización al pozo atribuyen al Congreso. La máxima autoridad.

La iniciativa parece no inquietar, ya que de ella ni siquiera se habla, pero debiera llamar u ocupar la atención, pues el TSE puso fecha, y la fecha es anterior a la cita del CC. La alta corte conocerá el expediente el 23 y la reunión del comité Central será el 27. Es decir, cuatro días después. ¿Qué podría pasar el 23, o en qué medida lo que suceda el 23 afectaría lo que se resuelva el 27? El CP entiende que el CC puede arreglar la carga, pero el CC es inferior al Congreso, y si el TSE fallará a favor de los impetrantes, tendría que celebrarse el Congreso, creando una situación improbable, ya que el tiempo apremia y un Congreso no se arma de un día para otro. Sino que se recapitule y se haga recuento de los afanes del Octavo Congreso, del que todavía no se sale por las muchas cosas pendientes. La situación por tanto no es fácil, incluso inédita, pues podría darse la circunstancia que el TSE se constituya en un nuevo organismo PLD, con mayor autoridad y decisión que los comités Político y Central…

TRES: CAMISA DE ONCE VARAS.- El Tribunal Superior Electoral a veces se arriesga a jugar a mano pelada, a falta de trocha o de guante. La instancia sometida por Melaneo Paredes, Paíno Abreu y Félix Castillo podría falsear jurídicamente hablando, pero políticamente es una camisa de once varas. Supónganse que el recurso tenga fundamento y que el TSE quiera constituirse en árbitro supremo y dar ganancia de causa a los impetrantes, creando situaciones nuevas en el PLD, en que no valdría el comité Político, ni importarían los liderazgos de Danilo Medina y Leonel Fernández, sino los merecimientos políticos de Melaneo Paredes y compartes.

Desde fuera uno piensa que no sería posible esa locura, pues políticamente se considera que la justicia del TSE no lleva venda, ni usa espejuelos y tiene vista 20-20. Léase bien: vista 20-20. Lo suyo era darse cuenta de que lo que se impugna fue decisión soberana de un alto organismo del PLD, y que además el partido cumplió con requisitos adicionales. Lo aprobado entonces fue origen del actual establecimiento político, y no solo a nivel de Ejecutivo, sino también Legislativo, y por vía de consecuencia de todos los poderes públicos.

Esto es, que lo que se determinó en un partido tiene ya categoría de Estado, y habría que ver cómo lo jurídico baila en una pista enjabonada por la política…

CUATRO: LA INSTANCIA DA SORPRESA.- La política es como la vida, y la vida como Pedro Navaja, que da sorpresa. Al PLD se le hacía incómodo reunir su comité Político y se pensó en que retrasaría lo más que pudiera la convocatoria del comité Central.

Sin embargo, una buena noche se despejó el panorama: Celebró el encuentro y –como era propio que hiciera-- el comité Central fue citado para el 27 de este mes. La asamblea en sí no resuelve nada, pero como hablando se entiende la gente, si una autoridad con su rango conoce y discute cuestiones de su aparente competencia, podría salirse a camino. Aunque no contaban con la astucia del Chapulín Paredes, que al echar un bollo al sancocho hará el caldo más espeso. Nadie puede adelantar resultado, pero sí considerar las circunstancias posibles si el Tribunal Superior Electoral falla a favor de los impetrantes y crea condiciones para que no tenga objeto la reunión del comité Central, o desde el 23 pueda declararse fallida, obligando al partido a recomposiciones que no estaban en agenda.

El TSE anterior declaró no válido el punto que prohibía recurrir el entendimiento, pero eso no borraba el hecho principal de que era convenientemente política e institucionalmente respetar el acuerdo entre las partes. Eso es lo que ahora está en cuestionamiento…