Listin Diario Logo
21 de septiembre 2019, actualizado a las 08:26 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista martes, 02 de octubre de 2018

LINEAS DE GUERRA

Fariña

Juan Carlos Guerra

“Fariña”, según el diccionario de la RAE es “una harina gruesa que se extrae de la yuca” y ”la manera coloquial en que los gallegos denominan a la cocaína”. Esta última acepción da título a un controvertido libro, escrito por el periodista español Nacho Carretero, sobre la historia del narcotráfi co en Galicia y que inspira la serie homónima colgada en Netfl ix.

El comercio ilícito de narcóticos produce anualmente cerca de 400 mil millones de dólares, equivalente a casi el 2% del PIB mundial. Sin embargo, la económica es la arista menos gravosa del problema. Como bien señala Carretero en su libro: “La mezcla tóxica de admiración popular y complicidad política que genera el narcotráfi co sentaron las bases de un sistema criminal y mafi oso alrededor las drogas.” El sustento de la industria del narco, falta de oportunidades, inversión de valores y complicidad política, convierte en complejo cualquier intento por desmontarla.

Precisamente, ahí está la clave: mientras perseguimos a los capos a paso de tortuga con las leyes del Estado, ellos se desplazan a la velocidad de la luz en el transbordador de las leyes del mercado.

¿Cómo reaccionaría el negocio de la droga si en vez enfocarnos en combatir la oferta, intentamos desestimular la demanda? En la guerra contra el narcotráfi - co el arma de la prevención y la cura de la adicción sigue sin ser utilizada, según cifras de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito de los casi 300 millones adictos que hay en el mundo sólo el 16% recibe tratamiento.

¿Que pasaria si un tercio de los recursos que se invierten en la lucha contra el narco se dedican a incentivar programas de prevención y tratamiento para adictos? ¿Y si destinamos fondos a la investigación y diseño de tecnologías orientadas interrumpir la dinámica bioquímica que lleva a un ser humano a querer alterar sus estados de ánimo a través de la droga? Las respuestas solo las tendremos si, con creatividad y audacia, nos atrevemos a enfrentar los problemas de este siglo con armas de este siglo.