Listin Diario Logo
12 de noviembre 2018, actualizado a las 07:50 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Puntos de vista miércoles, 12 de septiembre de 2018
0 Comentarios

ORLANDO DICE

Rivalidad peledeísta

  • Rivalidad peledeísta
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

UNO: EXPERIENCIAS FALLIDAS.- En el comité Político del PLD, cuando no se tiene solución a un problema inmediato, se hace como en los gobiernos de Joaquín Balaguer: se nombra una comisión. El pasado lunes no fue la excepción. Después de más de una hora discutiendo la Resolución y el Reglamento de la Junta Central Electoral, sin llegar a consenso, se encargó a varios miembros de estudiar el asunto y llevar el próximo 1∫. de octubre una propuesta que el partido pueda sustentar ante el pleno. La comisión, como siempre, equilibrada, pues hay de unos y de otros. El procedimiento fuera inteligente y apropiado si no se recordaran experiencias fallidas. Con la Ley de Partidos, por ejemplo. En los comienzos, ese mismo comité Político decidió estudiar toda la legislación existente en América Latina, hacer las comparaciones de lugar y acogerse a un informe. El núcleo nunca llenó el cometido y cuando el CP volvió sobre el tema, las discrepancias fueron mayores. Lo de primarias abiertas y cerradas bloqueó todo entendimiento. Y tan difícil fue la situación que tuvieron que recurrir -entonces-- a unos constitucionalistas, y la encomienda se quedó en el camino...

DOS: ¿OCTUBRE O MARZO? .- Monchy Fadul fue en cierto modo reconocido por su solicitud a la Junta Central Electoral para ampliar el plazo. Buen estreno como delegado político. Hay que convenir, sin embargo, en que fue lo único, y que el PLD se mantiene inmóvil y expectante. Pues lo importante no es el tiempo, mucho o poco, sino la propuesta que llevará, y que se supone diferente y contraria, al organismo de elecciones. La JCE podría ceder, y mucho más si es posible que otros partidos hagan la misma petición, y el plazo será para los partidos y no los partidos para el plazo. No obstante, intriga con qué pueda salir el PLD, pues últimamente la genialidad política no le asiste y las candidaturas son más relevantes que cualquier otra cuestión. Es la parte que no se ve, pero es la parte más importante. El PLD no distingue entre sus dificultades internas y el quehacer de las instituciones, y quiere que estas, que tampoco pueden, resuelvan sus inconvenientes. Los plazos y demás designios de la Junta Central Electoral afectan al PLD por la competencia entre dos bandos. Desde el momento que superen el trance, las normas de una serán las del otro. El espacio de  aquí a octubre es corto, y fuera adecuado no hacerse ilusiones, a menos que se trabaje en lo macro y no lo micro. Esperar hasta octubre no sería problema, pero sí a marzo...

TRES: CELEBRACION EN FAMILIA.- Los peledeístas son unos bárbaros -diría un argentino- disimulando, y en ese ánimo están los de arriba, pero también los de abajo. Lo del cumpleaños se atribuye a Maribel Acosta, de la Secretaría General, quien entró al salón con un bizcocho y obligó -en cierto modo-- a los miembros del comité Político a celebrar el cumpleaños del compañero Radhamés Camacho, flamante presidente de la Cámara de Diputados. Y además la postal en los periódicos. Una foto en que aparecen Leonel Fernández y Danilo Medina, corbatas azul y morada,  leyendo juntos un mismo texto. Si esa imagen la mostraran fuera del país nadie podría decir que entre esos personajes existe rivalidad y encono, pues parecen dos colegiales. Es más, dos hermanitos. Las dificultades, que son reales, se expresan a otro nivel. Por ejemplo, el caso Franklin Almeyda. El encuentro del pasado lunes pudo haberse quedado en cumpleaños y acuerdo en principio sobre qué responder a la Junta Central Electoral. Pero no, se trajo a colación la querella de los senadores del partido contra Almeyda, que había quedado pendiente del encuentro anterior, y que Julio César Valentín tenía como encomienda reiterar. Movimiento en palco, espectáculo en el escenario. Aunque tampoco esta vez se llegó a juicio, pues Almeyda dejó el limpio...

CUATRO: A MITAD DE JUICIO.- El tema estaba en agenda, pero todo el mundo se comportaba como si no supiera nada hasta que fue puesto sobre la mesa. Franklin Almeyda reaccionó inocente, como ajeno a todo. Dijo que no sabía de qué se le acusaba y cuando Julio César Valentín tomó turno, Almeyda se retiró.  Entonces se decidió dejarlo para la próxima reunión, la de octubre, previa entrega de una copia de la carta, de manera que el impetrante no alegue ignorancia. La salida (o huida) fue duramente criticada por el propio Valentín, Carlitos Pared y Francisco Javier García. El presidente del partido lo defendió de manera indirecta al recordar que él mismo es víctima permanente de agravio. Claro, Almeyda es de los suyos y todas esas perversidades se corresponden con su causa  El caso, sin embargo, es muy especial. Almeyda es un foro en los medios y en las redes, pero en las reuniones del comité Político es el más ordenado de los alumnos. No le falta el respeto a nadie ni altera el ambiente. Mula en la calle, pero gallo manilo en el patio. Se la tienen guardada desde hace tiempo, de manera que --si es creyente-- le convendría ir confesado a la cita de octubre. O limar asperezas en el entretanto, rezando el Padre Nuestro con los senadores de su partido, o con los que siguen las orientaciones de Danilo Medina: “ Perdona nuestras ofensas...”...

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre