Listin Diario Logo
16 de noviembre 2018, actualizado a las 02:16 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC31ºC
Puntos de vista sábado, 14 de julio de 2018
0 Comentarios

ORLANDO DICE

La reunión del CP-PLD

  •  La reunión del CP-PLD
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do

UNO. MERENGUE SIN LETRAS.- Si el encuentro del comité Político del 6 de agosto no tiene agenda, como habría dicho Reinaldo Pared, entonces será un “merengue sin letras”. Una situación que por un lado intriga y por el otro revela. Si preocupaba que el alto organismo del PLD no se reuniera, ahora se tienen razones. Sus miembros no tienen nada que discutir, ni tampoco asuntos pendientes. El afán de la opinión pública no tiene sentido y por igual la alarma de dirigentes altos y medios. Pared calificó la cita de ordinaria, y si es ordinaria, y no apremiante o extraordinaria, en el partido morado no está el rancho ardiendo. Y así como se dice ordinaria, también rutinaria. Será en el mes de agosto, y agosto tiene agenda propia e ineludible. Los bufetes directivos de las cámaras y de los ayuntamientos, cuya conformación corresponde al organismo de dirección. Los peledeístas quisieran zafarse de ese yugo y decidir por la libre quienes ocupan posiciones de relevancia en el Congreso Nacional y en los municipios. Incluso han intentado en más de una ocasión forzar situaciones, revertir normas e influenciar de manera interesada. Aunque ese sanedrín ni cede ni concede...

DOS. COMO CORO AFINADO.- En cuanto a la agenda conviene recordar que nunca se confecciona de manera adelantada y mucho menos con un mes de anticipación. Pueden conocerse uno o dos puntos a tratar, pero el orden del día (o de la noche) se decide momentos antes del encuentro. La costumbre es que los dos presidentes (el del partido y el de la República) hagan un aparte, conversen con el secretario general y se pongan de acuerdo en lo principal. Al votar se evidencia la inequidad, de que uno tiene más que otro, pero en la determinación de los asuntos, respeto mutuo. Lo recíproco sabe disimular, y en cada ocasión de manera admirable. Los reporteros quisieran sorprender a Leonel Fernández o a Danilo Medina con un truño, pero hasta ahora, y siempre, lo encuentran con el ánimo relajado. Como si estuvieran en chercha. Si las fotos y las fílmicas se tomaran en un receso, otra sería la impronta. Sin embargo, todos saben guardar la forma y ninguno desdice de la fraternidad en público. Solo hay que pensar en compañeros que se confrontan en los medios, incluso de mala manera, y después se sientan --unos al lado de los otros-- como la cosa más natural, olvidando agravios, ofensas y desplantes. Por ejemplo, el Dictador del siglo XXI con la Constitución blindada...

TRES. LIDES EN EL MUNICIPIO.- Los temas propios de agenda para la reunión del comité Político del 6 de agosto, abundan, y no hay ni siquiera que pensarlos, aunque sí consensuarlos. Por ejemplo, la estrategia en los ayuntamientos. No solo se necesita de un entendimiento adentro, sino igual con la oposición, con la que a veces se coincide, pero en otras se discrepa. ¿Qué sucederá este año? Hay dos cosas. La primera, que el PRM se supone con una línea más decidida de oposición, y la segunda, que el área municipal pasó a otras manos. La fórmula de oro que se atribuía a José Francisco Peña Gómez perdió su magia y se prefiere una confrontación que a la larga aprovecha menos. Los resultados  no mienten. En situaciones importa más el poder que se obtiene que una oposición fallida. Aunque debe decirse o reconocerse que cada experiencia es única y que en las composiciones y recomposiciones no solo se pierde cohesión, sino también posibilidades. La correlación de fuerzas de este año podría no ser la del año pasado, pues el que no brinca, salta, y los liderazgos nacionales no siempre se imponen a los locales. Los imponderables juegan su baza, y no todo cambio de formato aprovecha...

CUATRO. PRUEBA EN LAS CÁMARAS.- Aunque se supone que en la Cámara de Diputados no hay problema, y que Radhamés Camacho será el próximo presidente, nunca se sabe en un PLD sin agenda y con un Comité Político que deserta de sus responsabilidades. No es operación columpio, pero el punto de bajar uno y subir otro tiene sus bemoles en cuanto a reparto y equidad interna. Reinaldo Pared no es cualquier contrapeso. Aunque eso deberán decidirlo los dos presidentes con el secretario general y jefe del Senado al lado. Incómoda situación, pues Pared dice acatar lo que decida el organismo, pero hasta ahora no se le conoce un gesto que exprese ánimo de sacrificarse por voluntad propia. Entregar el Senado al sector de Leonel Fernández no es un paso aconsejable desde ningún punto de vista, y mucho menos si de verdad Joaquín Balaguer es el referente de los peledeístas. El fallecido líder reformista no concebía el poder, desde la Presidencia  de la República o desde la oposición, sin un Senado a su favor. La historia recuerda las trastadas de 1978, cuando hubo de crearse una mayoría artificiosa para que Balaguer y los reformistas permitieran el traspaso de poder a un Antonio Guzmán y PRD que habían ganado en buena lid. Ya se sabrá el 6 de agosto, pero los recelos de ahora son comprensibles...

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre