Listin Diario Logo
18 de junio 2018, actualizado a las 01:07 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC33ºC
Puntos de vista jueves, 14 de junio de 2018
0 Comentarios

En la diana

Rolando Reyes

Primer Tiro

El Banco Central acaba de colocar notas con vencimientos a cinco años a una tasa de rendimiento promedio de 8.95%. Según los resultados de la subasta, la tasa de rendimiento requerida por el mayor ganador de la misma fue de 9%, y aunque el 66% de los postulantes demandó un rendimiento mayor a la tasa anteriormente citada, en la misma fecha el título equivalente del Ministerio de Hacienda (exonerado del pago de impuesto sobre la renta) se transaba con un rendimiento de 7.97%, equivalente a un 10.12% cuando se toma en cuenta el efecto impositivo que lo hace comparable con el del Banco Central. A pesar de que el análisis demuestra las expectativas y requerimientos de rendimientos no han sido consistentes con los fundamentos del panorama macroeconómico esperado, la adjudicación de cerca del 33% de las ofertas recibidas (a una tasa de rendimiento mucho menor que la del rendimiento del título equivalente de Hacienda) podría ser un indicador de que el mercado empieza alinease a los fundamentos reales.

Segundo Tiro

Aunque el incremento en los precios del petróleo, la apreciación de dólar y el aumento esperado en las tasas de interés en Estados Unidos, el crecimiento del ritmo de actividad económica que ha colocado la inflación en el centro del rango de la meta del Programa Monetario para dicha variable, y el alto crecimiento del crédito al sector privado en moneda nacional, son fundamentos para esperar un cambio hacia una posición monetaria restrictiva, el ajuste requerido podría ser significativamente menor al que piensan algunos inversionistas. Deberían tomar muy en cuenta que según la Ley de Ingresos y Gastos Públicos vigente, el Gobierno Central podría recurrir a la emisión de bonos globales en el mercado internacional por cerca de 1,500 millones de dólares. El retiro del Ministerio de Hacienda del mercado de deuda pública durante los últimos meses indica que el mismo se apresta a sustituir el financiamiento presupuestario de emisiones locales en moneda nacional por bonos globales en dólares, o en moneda nacional, en los mercados internacionales, en los que la devaluación esperada y las expectativas o requerimiento de rentabilidad son mucho menores que en el mercado local.

Tercer Tiro

Aunque los resultados de la subasta de ayer parecen señalar que el mercado local comienza a ajustar sus expectativas a los fundamentos reales del panorama macroeconómico, hay que señalar que el mismo quizás todavía no ha tomado en cuenta la holgura que para la política monetaria representa una inflación anualizada de 4.47% y una devaluación, también anualizada, de 4.13%, ambas medidas al mes de mayo recien transcurrido. También hay que tomar en cuenta que en mayo la devaluación esperada promedio de los mercados internacionales fue de 2.69%, mientras que en abril era de 3.22%. Aunque la devaluación esperada por el mercado interno de valores también bajó hasta 4.8%, la misma es 1.8 veces mayor que la del mercado internacional. Si dos bonos emitidos por un mismo emisor, uno en moneda nacional y otro en moneda extranjera, y al mismo plazo de vencimiento, tienen rendimiento diferente, y si ambos bonos se comercializan a nivel internacional y local, entonces la diferencia entre el rendimiento en moneda nacional y el rendimiento en moneda extranjera representa la tasa de devaluación esperada en ambos mercados, las que no deberían ser diferentes.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre