Listin Diario Logo
17 de octubre 2018, actualizado a las 09:37 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC23ºC
Puntos de vista jueves, 17 de mayo de 2018
0 Comentarios

ORLANDO DICE

Cambios de estrategia

  • Cambios de estrategia
Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do/@orlandogildice

DEMOCRACIA Y PEDAGOGÍA.- Como costumbre sería democracia interna y como práctica pedagogía del poder: informar a los dirigentes y miembros de un partido los cambios de estrategia, las variaciones tácticas. Así se evitan confusiones y reacciones contraproducentes. El caso de las primarias en el PRM. A los ideólogos se les olvidó que habían patrocinado abiertas, simultáneas y con el padrón de la Junta Central Electoral. Y  que -incluso- la habían llevado como propuesta al Palacio Nacional entre las observaciones o aportes a la Ley de Partidos. Un día amanecieron con otro uniforme, y en vez de béisbol, rugby. Dijeron que cerradas, que las abiertas eran inconstitucionales, y sin considerar a los demás, las impusieron como línea oficial. Todo iba bien hasta que un mal jueves en la Cámara de Diputados se trancó el juego y hubo que llamar al servicio 911 y someter al paciente a una rápida terapia de consenso. Se remedió la coyuntura, pero eso no significa que la conducta se corrigiera y no se incurra en falta más adelante. Mucho más si se recuerda que el político dominicano cuenta entre sus defectos chocar de nuevo con la misma piedra. Las aclaraciones se hacen, pero no son suficientes. Con pobreza de argumentos, o eludiendo lo principal, no se convence a nadie...

LAS COINCIDENCIAS.- Cada partido debe tener su estrategia y moverse según tácticas adecuadas. En determinado momento la estrategia de un partido puede coincidir con la de otro, y no significa nada del otro mundo. Pero solo si es obra de circunstancia y no de adopción. Por ejemplo, la de un grupo del PRM con un sector del PLD. Se alega circunstancia, pero fue adopción. No solo se cambió el tipo de consulta, sino que se repitieron razones ajenas. Que violaba la Constitución y facilitaba la reelección. Lo mismo que llevaban un tiempo diciendo Leonel Fernández y sus seguidores. Eso de asumir estrategias de otro tiene sus complicaciones, y sus implicaciones, y sus consecuencias. Al hacer lo que suponía que hacía el oponente interno, subordinaba su suerte, y el éxito o el fracaso no dependería de sus medios. Además de las contradicciones que se dieran por añadidura. No podía afirmarse que las primarias abiertas chocaban con la Carta Magna, y decidirse por las primarias cerradas, pues estas también estarían afectadas por inconstitucionalidad. El problema eran las primarias en sí. Incluso no tanto por la modalidad, sino por la imposición. Que fueran ordenadas por una ley y no se dejara a la libre escogencia o discernimiento del partido...

CUIDARSE DE PATANAS.- El moverse en su propia agua da ventaja, como se comprueba con Leonel Fernández y su posición respecto a las primarias abiertas. Aunque desarrolló toda una doctrina sobre el particular e hizo inferencias que no siempre fueron felices, de un momento a otro acoteja su parecer al de la Junta Central Electoral. Se pensó que estaba con las primarias cerradas en contraposición con las abiertas, y sucede que si le preguntaran hoy, su respuesta fuera menos polémica, distante de los conflictos que se suscitaban en el PLD. Fernández asume o coincide con el proyecto de la Junta Central Electoral de dejar en manos de  los partidos la decisión. Que si quieren abiertas, abiertas, y si quieren cerradas, cerradas. O cualquier otro procedimiento de elección interna. De mantenerse firmes Danilo Medina y sus parciales con las primarias abiertas, el enfrentamiento ya no sería con Fernández y su gente, sino con el órgano electoral. Un pleito menos y superación de una  crispación, pues de seguro puerco no se rascará en javilla. El PRM tiene ahora la cuestión al frente y habrá que ver como sale del enredo, pues reiteró, al resolverse la situación de los diputados, lo de  cerradas y simultáneas. En política como en la carretera conviene cuidarse de las patanas...

SE SUPONE, SE SUPONE.- El panorama tampoco queda claro para la Ley de Partidos después del affaire entre los diputados del PRM y la unanimidad del envío a comisión. Las sospechas de que el gobierno influiría con sus conocidas malas artes se disiparon y nadie se atreverá a lanzar acusaciones al aire. El ánimo de avasallar al oficialismo se supone por igual calmado. El ambiente por tanto sería de legislar a pura voluntad y distante de los pecados y las ventajas de grupos o de las estrategias perversas de los partidos. Aunque sería un pensar. Falta ver cómo se vuelve sobre los pasos en un camino empedrado de mejores intenciones, sin celadas ni emboscadas. La carta del presidente Danilo Medina es el ingrediente que faltaba al cocinado. Pues todo el mundo había hablado con voz propia, incluyendo Leonel Fernández que escribió y habló en demasía. El mandatario lo hacía por interpósita persona, aunque siempre gente de su cercanía, verdaderos alter ego. Ahora el presidente Medina lo hace de manera directa, y la autoridad del jefe de Estado tendrá más efecto, se supone, que la de cabeza de grupo. Parecería que se está entregando, pero solo si se piensa de manera sectaria. Estaría mejor salvando el proyecto, devolviéndolo a su origen, pues desde el Capitolio se ve el mar y se dio cuenta que con aguas revueltas no llegaría a puerto seguro...

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre