Listin Diario Logo
22 de septiembre 2018, actualizado a las 01:34 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Puntos de vista viernes, 09 de marzo de 2018
0 Comentarios

VIVENCIAS

Una semana de economía

  •  Una semana de economía
Juan Francisco Puello Herrera

De una forma avasallante en apenas cinco días un grupo de veinte aspirantes a obtener un título académico de nivel más alto fueron expuestos a una verdadera agonía de conocer los intrincados caminos de la economía mundial bajo la batuta de un destacado analista de la tierra de los pijaos, a sabiendas como expresaba el humorista y actor norteamericano de principios del siglo veinte Will Rogers que la conjetura de un economista puede ser tan buena como la de cualquier persona.  

La orquestación económica de referencia se relacionó con la conducta humana en cuanto a los problemas de distribución de recursos limitados escasos, entre finalidades múltiples y alternativas en competencia.

Bajo el supuesto que la economía estudia la manera en que los hombres y la sociedad utilizan -haciendo uso o no del dinero- unos recursos productivos escasos para distribuirlos para su consumo presente o futuro entre las partes constitutivas de la sociedad, y de que es un principio económico que el hombre trata de obtener siempre el máximo resultado de los recursos que dispone, no quedó debidamente explicitado la relación entre la economía y la moral.

Para algunos seguidores de Augusto Comte la economía no podía ser juzgada bajo un punto de vista de la moral ni por la ética por tratarse de una ciencia positiva parecida a las matemáticas, sin embargo, esta independencia de la moral podía dar lugar a la participación de negocios ilícitos.        

Partiendo que la economía es una ley científica y a la vez una norma o regla, y prácticas de conducta, estará separada de la moral, pero a la vez unida a esta dependiendo desde la perspectiva que se vea.

De todo lo explicado durante estos interminables días económicos algo quedó. Las burocracias siempre sobreviven porque los funcionarios multiplican sus subordinados y se crean trabajos unos a otros, el dinero fácil encubre cualquier problema de deuda, la ley de la ocupación de los espacios vacíos que sostiene que por mucho espacio que haya en una oficina (pública) siempre hará falta más.   

A todo esto, no se entendió aquello del director de orquesta luego de una atareada semana económica, de que él se encarga de que cada uno piense, no de lo que piensan. El arte de educar y enseñar se correlacionan y es algo que debemos entender los que asumimos el papel de educadores.    

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre