Listin Diario Logo
22 de septiembre 2018, actualizado a las 01:34 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Puntos de vista viernes, 09 de marzo de 2018
0 Comentarios

EL BULEVAR DE LA VIDA

“Pero el cadáver, ay, siguió muriendo”. Silencio y esencia de mujer

  • “Pero el cadáver, ay, siguió muriendo”. Silencio y esencia de mujer
Pablo McKinney
pablomckinney@gmail.com

“El bolero es el único rencor decente de un hombre contra una mujer.
La única venganza: ser feliz”.

POSES, SIMULACIÓN Y CINISMO. -
¡Joder! Dale que te pego con las misma parafernalia impúdica y vulgar de cada año. Llegó el Ocho de Marzo, Día Internacional de la mujer, y en todo el mundo se habla de sus luchas, y el protocolo mediático manda que uno dedique sus palabras a ellas; a ellas que nos traen al mundo, de niños nos lo muestran, de adultos nos lo inspiran y ya de madres, nos salvan con su presencia, esencia de eternidad.

¿CÓMO NEGARLO?
La vida de un hombre, desde el fugaz instante en que es concebido por sus progenitores y hasta unos siglos después de su muerte, está atada y bien atada al corazón de una mujer, madre, amiga, hermana, amante y, para salvarnos, ay, las Paola de cada quien. Perdón, por la querella, es solo que ayer fue 8 de marzo y dale que te pego con la misma cantaleta, simulación y cinismo, con la misma parafernalia impúdica y vulgar de cada año.... “pero el cadáver, ay, siguió muriendo”.

LARGO, COMO SUS NOCHES DE DESVELO.
En el tema de la violencia contra la mujer, a las palabras “no se las lleva el viento” sino la muerte, la discriminación y tanto abuso. Por eso, si uno fuera gobierno o miembro de una familia sonora de alcurnia y abolengo, si uno fuera embajador gringo o personaje poderoso, de ser poeta o un poco más loco, no pediría uno, como pide Silvio Rodríguez, “un rabo de nube, un torbellino en el suelo ni una gran ira que sube”, sino que, impondría por decreto que, en el país que durante el largo fin de semana que el mundo dedica a las mujeres, todos guardáramos silencio como forma de respeto, como forma de pedir perdón. Guardar silencio. Un silencio largo como sus noches de desvelo en nuestros días de infancia, un tierno silencio como el de esos besos robados a unos labios de eternidad, a, o los abrazos, los benditos abrazos de las Paola de cada quien, cuando nos regalan un “tequieromuchopá”, que, como se sabe, es la definición más exacta de lo que es un hombre verdaderamente rico, feliz y realizado.

“LAS PALABRAS ENTONCES NO SIRVEN”. –
Hasta el lunes, como a las seis, ni pido la voz ni pido la palabra. Hoy solo pido silencio y respeto, que dejemos descansar por este día las palabras. Unas palabras que, como escribió Rafael Alberti, si no llegan acompañadas de acciones, recursos, prácticas, ellas, las palabras, “entonces, no sirven, son palabras... Manifiestos, escritos, comentario, discursos, humaredas perdidas, neblinas espantadas, ¡qué dolor de papeles que ha de llevar el viento!, ¡qué tristeza de tinta que ha de borrar el agua!, las palabras entonces no sirven, son palabras... Siento heridas de muerte las palabras”.

POR EL PECADO DE SER MUJER. -
Por los graves niveles de violencia y discriminación que padece la mujer dominicana, pido silencio y respeto, y que hasta al lunes, como a las cinco, sean prohibidas todas las marchas de solidaridad, las misas de rezos fingidos y misóginos, y todas las notas de prensa del gobierno entero y todas las oenegés, ya dije. Y, por cierto, a quien corresponda y para los fines de lugar, se advierte aquí que las mujeres no tienen dueño, quien tiene dueño es su corazón, y cosa de hombres es conquistarlo, que amarlas, lo que se dice amarlas, es atreverse a dar la vida por besar el aire que respira su silencio. Eso, silencio es lo que pido por las Yolanda, por las Paola, por las amigas del corazón o las del abrazo hermano. Por la Venus redentora, ay, o “la avecilla trashumante, peregrina sin amor”, por la que vendrá o no se ha ido, ay, por las veneradas damas nacionales desde Minerva a doña Mery, de Magaly Pineda a Mamá Tingó, y sobre todo por la penúltima mujer asesinada hoy o mañana por el terrible pecado de ser mujer.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre