Listin Diario Logo
20 de septiembre 2018, actualizado a las 04:32 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual23ºC29ºC
Puntos de vista jueves, 08 de febrero de 2018
0 Comentarios

En la diana

Rolando Reyes

Primer Tiro
El problema no es que la onda expansiva de la caída global y simultánea de los mercados de valores llegue a las fronteras de la economía dominicana, ni tampoco que la salida a la venta de bonos soberanos sea una medida para impedir la llegada de dicha onda, pues sencillamente no existe una materia etérea que pueda transmitir los efectos de dicha onda hacia el territorio local. El  asunto a analizar es capacidad de los ingresos que produciría la colocación de los bonos soberanos contempladas en el presupuesto del 2018  de amortiguar los efectos del triple choque negativo externo al que actualmente se debe enfrentar la política macroeconómica: el aumento en los precios del petróleo, la reforma tributaria de Estados Unidos (que coloca una fuerte presión sobre las inversiones extranjeras netas procedentes de dicho país), y el inicio inminente de un proceso sostenido de aumento de las tasas de interés en la gran economía del norte. Aunque el choque se produce en el momento del más alto nivel de las reservas internacionales, los mecanismos de ajustes internos deben asimilar parte del impacto.

Segundo Tiro
La explicación del inicio del proceso sostenido de aumentos de la tasa de interés en Estados Unidos es simple y sencilla: La disminución del desempleo y el incremento de los salarios en esa economía creará fuertes presiones inflacionarias que impondrán a la Reserva Federal (Banco Central) la decisión de iniciar el tan esperado proceso de aumento de las tasas de interés de política de dicha institución, lo cual, dado el principio de la paridad de tasas de interés, tendrá repercusiones en las tasas de interés domésticas. A pesar de los múltiples efectos y la complejidad de la reforma tributaria aprobada al Gobierno de los Estados Unidos, nadie se atrevería a negar que la misma representa un choque negativo al saldo de la inversión extranjera proveniente de la gran nación del norte, con impactos muy importantes en las economías que como la de República Dominicana, son receptoras netas de dichas inversiones. Durante las últimas dos semanas todos los bancos de inversión especializados en materia prima cambiaron radicalmente sus proyecciones de los precios del petróleo: todos asumen un precio promedio por encima de los 70 dólares el barril.

Tercer Tiro
Es en el contexto de la evaluación de los efectos de este triple choque externo negativo que debe evaluarse la decisión de salir a colocar la totalidad o parte de los US$ 2,100.0 millones de bonos soberanos disponibles y contemplados en el presupuesto del cursante año (al momento del envío de esta columna no se conocen los resultados de la gestión de colocación de los mismos). El ingreso a obtener por la venta de los bonos podría absorber el componente temporal del triple choque externo negativo (como podría ser el caso del aumento del precio del petróleo), pero el carácter cuasi permanente del aumento de las tasas de interés y la reducción de los impuestos a los negocios en Estados Unidos impondrán reformas y ajustes internos que permitan asimilar una potencial disminución de la inversión extranjera y un aumento en el déficit corriente de la balanza de pagos. Por tanto, nadie en su sano juicio debería sorprenderse de que en los próximos meses la política monetaria en particular, y la macroeconómica en general, sean ajustadas en el sentido anteriormente expuesto.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre