Listin Diario Logo
24 de enero 2021, actualizado a las 11:09 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista miércoles, 02 de septiembre de 2015

PLANIFICACIÓN Y DESARROLLO

Agencias de desarrollo económico local

  • Agencias de desarrollo económico local
Félix Bautista

El Informe sobre Desarrollo Humano (IDH)  del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), del año 1999, “La mundialización del rostro humano”, planteó por primera vez la necesidad de combinar la acción estatal y privada para lograr resultados sostenibles, focalizando el ámbito local. Entre los objetivos de desarrollo del milenio, el PNUD  se compromete a promover las alianzas públicas-privadas. Dentro de este contexto, surgen las Agencias de Desarrollo Local (ADEL).

Las primeras ADEL surgen en Europa hacia finales de la década de los cuarenta, una vez finalizada la Segunda Guerra Mundial, como un esfuerzo combinado para mejorar las profundas devastaciones y consecuentes desigualdades territoriales, así como optimizar el uso de los pocos recursos económicos, humanos y naturales existentes.  

Otra investigación del PNUD (2002) está condensada en el documento titulado “Las agencias de desarrollo económico local. Un instrumento de cooperación internacional para el desarrollo humano, la democratización de la economía y la reducción de la pobreza”, plantea de forma precisa el rol y la valorización de estas organizaciones no gubernamentales.

Las ADEL, dentro de la concepción y visión del organismo internacional, surgen con el propósito de construir consensos dentro del modelo de desarrollo económico,  con un funcionamiento sistemático y coordinado de los distintos actores sociales y de los factores productivos para pasar de una competitividad empresarial débil en las pequeñas empresas, a una efectiva competitividad territorial, ya que las ADEL consideran al territorio como un nuevo ‘agente competitivo’.

Las ADEL, de acuerdo a sus funciones dentro del desarrollo local, pueden ser categorizadas en cinco grandes grupos: agencias de desarrollo y revitalización;  agencias de crecimiento económico y productividad; agencias de economía integrada; agencias de internacionalización y agencias de visión y asociación.

Las agencias de desarrollo y revitalización tienen como responsabilidad mejorar la competitividad de la localidad a través de la facilitación y gestión de proyectos de inversión orientados a la transformación física (mejoramiento de infraestructura de transporte, bienes raíces, transformación urbana, etc.); las agencias de crecimiento económico y productividad se orientan a la estimulación de actividades de promoción, desarrollo de capacidades, emprendimiento, crecimiento empresarial, inversión y conservación; las agencias de economía integrada se enfocan en todos los aspectos del desarrollo local de manera integral; las agencias de internacionalización, como su nombre lo indica, procuran posicionar a las ciudades en la esfera global mediante un mercadeo internacional de promoción de la localidad y sus ofertas en ámbitos como el turismo, la cultura y la producción; y las de visión y asociación, facilitan y promueven mayores niveles de asociatividad entre los sectores productivos de la localidad con una visión común de desarrollo.

Conforme los estudios del PNUD, para su éxito, las ADEL, sin importar su enfoque o naturaleza, deben contar con ocho elementos básicos: la movilización y participación de los actores locales; el involucramiento proactivo del gobierno local; la existencia de equipos de liderazgo local; la integración y cooperación público-privada; la elaboración de una estrategia de desarrollo local; el fomento de la pequeñas y medianas empresas y la capacitación del capital humano; la coordinación de programas e instrumentos de fomento económico; y el fortalecimiento de las instituciones locales, públicas y privadas, de desarrollo.

En la República Dominicana, el proceso de formación y puesta en funcionamiento de las ADEL inició con el apoyo del PNUD.  En la actualidad,  las agencias de desarrollo económico local existen en las provincias de Monte Plata, Bahoruco, Valverde, Dajabón, El Seibo y Sánchez Ramírez, agrupadas todas en la Red de Agencias de Desarrollo Local de República Dominicana (RED- ADELDOM).

Como parte de la estrategia del desarrollo local y como mecanismo de lucha contra la pobreza, el éxito de las ADEL, sobre todo en países en vías de desarrollo como el nuestro, debe ser valorado por su impacto en el progreso económico y el desarrollo del territorio, traducido en la mejora de calidad de vida de las personas.

Un escrito denominado “La economía local: la función de las agencias de desarrollo”, del Banco de Desarrollo de América Latina y la  Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), del año 2012,  explica que “el objetivo del desarrollo local es construir las capacidades institucionales y productivas de un territorio definido, con frecuencia una región o municipalidad, para mejorar su futuro económico y la calidad de vida de sus habitantes.”  

No es posible alcanzar un crecimiento sostenible y el desarrollo de las estructuras económicas y sociales de un país sin el fortalecimiento de la administración local, que permita el pleno ejercicio de sus competencias.  Para ello, es preciso conjugar los esfuerzos y las voluntades y planificar el desarrollo con una perspectiva de integración, inclusión y participación de los distintos sectores y actores territoriales.

Las ADEL son un mecanismo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, especialmente en lo referente a la reducción de la pobreza. Todos debemos contribuir desde su respectivas competencias, en la conformación, implementación y desarrollo de las Agencias de Desarrollo Económico Local. Haciéndolo, lograremos el desarrollo sostenible que demandan las economías de estos tiempos. Que así sea.