Listin Diario Logo
21 de enero 2020, actualizado a las 01:27 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Puntos de vista domingo, 22 de mayo de 2011

50 años después

Germán Martínez

No pasé por la dolorosa experiencia de vivir la llamada Era de Trujillo, aunque la desaparición física del tirano fue un doloroso acontecimiento para mi familia en razón de la participacion del esposo de una muy querida tía en los acontecimientos anteriores y posteriores de la noche grande y sufrimos las consecuencias del mismo. Recuerdo que en la ruina del primer hospital e iglesia del llamado Nuevo Mundo, un guardián que vio los allanamientos a nuestra casa prohibió mi entrada a jugar por ser familia de uno de los asesinos del jefe, y ver cómo amigos de la familia cruzaban de acera para no saludar o pasar por la puerta. Aquella ignominia llenó de sangre y de dolor a toda la familia dominicana: de una forma u otra casi todos fuimos victimas en mayor o menor medida de la dictadura, y hasta sus acólitos y cercanos sufrieron humillaciones y vejámenes que nunca antes habia padecido la familia dominicana de manos del criminal dictador y de su odiosa familia. Cuarenta y tres años (no treinta y uno) acaba de afirmar una de las funcionarias del Museo de la Resistencia, duró aquel oprobio grosero, criminal y ladrón que luego nos regalara a Joaquín Balaguer en su paso por el poder para acabar la obra comenzada por Trujillo, de hacer desaparecer a todos los que tuvieran un hálito de sentir libertario en la juventud dominicana. Cincuenta años después tenemos la satisfacción de vivir en democracia, mala o buena, discriminatoria y con graves problemas, pero la nuestra, y la alegría de saber que nunca nos rendimos ante el opresor, que un solo día no tuvo paz, que fue preciso vivir despierto para poder sojuzgar al pueblo dominicano. Gloria eterna para todos los dominicanos que lucharon y ganaron contra la tiranía, en especial para los hombres del 30 de mayo glorioso que decapitó la cabeza del cruel asesino y dio paso a la era de democracia que con altas y bajas celebra 50 años.