Listin Diario Logo
18 de junio 2018, actualizado a las 01:07 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC33ºC
Puntos de vista martes, 29 de noviembre de 2011
0 Comentarios

PANCARTA

Sentí honra al escalar las montañas con el 1J4

Raúl Pérez Peña (Bacho)
fundació[email protected]

Ayer 28 de noviembre se cumplieron 48 años de la insurreción armada del Movimiento Revolucionario 14 de Junio en seis montañas del país por el rescate de la Constitución triturada con el golpe de Estado al gobierno de Juan Bosch dos meses antes, el 25 de septiembre de 1963.

¿Qué hacer ante este 48 aniversario? ¿Brindar por llegar vivo casi al medio siglo? ¿Repetir que “el tiempo pasa volando”? ¿Vanagloriarnos del “deber cumplido”? ¿Recogernos y decir “me cansé de luchar”? ¿Renunciar a vivir abajo y brincar hacia arriba? ¿Pasar factura y disfrutar las “mieles del poder”? Haber sido guerrillero o vinculado con la insurreción no obliga a responder las preguntas citadas. Pero la responsabilidad moral aplica.

Quien escribe sintió y sentirá mucha honra mientras vida tenga por haber escalado las montañas enrolado por Juan Miguel Román cursando la misión proclamada por Manolo.

Pero si me conformara con eso, ahí mismo muero. El 1J4 entrañó ideales por transformaciones sociales históricas para el pueblo, truncadas por siglas politiqueras y poderes fácticos.

La memoria moral del 1J4 sella un proceso de sacrificios y una actitud irreductible ante las ignominias y las injusticias sociales.

Esa huella del 1J4 no encaja con el cansancio, ni con el pasmo, ni el desfallecimiento.

Pero hay que respetar al cansado, al pasmado y al debilitado en sus ánimos. La actitud cambia ante el transfuguismo y la actividad desde la trinchera contraria a la causa enarbolada enarbolados durante décadas por los propios tránsfugas.

La reciedumbre moral del 1J4, (Movimiento Revolucionario 14 de Junio), debe reivindicarse a los 48 años del alzamiento en armas, con la misma bandera elevada el glorioso 24 de Abril que anunció el más profundo acontecimiento social dominicano en el siglo XX.

El suscrito, Raúl Pérez Peña (Bacho), testifica, certifica y rubrica ante la ciudadanía dominicana, que jamás renegará la actitud y la línea de conducta que nos trazó Manolo Tavárez, a los principios del 1J4 y a las profundas aspiraciones para el pueblo dominicano.

Llamo a mis compañeros guerrilleros del frente armado Gregorio Luperón, del Maurcio Báez, del hermanas Mirabal, del Francisco del Rosario Sánchez, del Juan Ventura Simó y del Enrique Jimenes Moya, a mantener firme la lealtad a Manolo y no bajar la bandera de la liberación del pueblo dominicano.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre