Listin Diario Logo
19 de mayo 2022, actualizado a las 02:06 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales martes, 26 de octubre de 2021

Normas y etiqueta

El éxito de una conversación

  • El éxito de una conversación
Juan Tomás
jatomasco@hotmail.com
Santo Domingo

En la vida como en el ámbito laboral, saber conversar es la clave para tener éxito. Una buena conversación nos puede abrir oportunidades al demostrar nuestras capacidades. Las palabras precisas en una interacción pueden ofrecer la ocasión de logros, ventas, motivaciones, aprender o enseñarle algo a alguien.  

Hoy en día hemos dejado de escuchar.  Las reuniones familiares, de amigos o compañeros de trabajo se han perdido, cuando se producen se puede contar las conversaciones simultáneas que se realizan. 

Casi todos están en sus teléfonos inteligentes u otras tecnologías, dejando ver ciertas apatías a reunirse y compartir, prefiriendo en ciertas circunstancias mandar mensajes, antes que hablar.  El resultado es que hablamos con más gente, pero tenemos muchas menos conversaciones personales.   Dejándonos claro que las tecnologías nos acercan a los que están lejos pero nos alejan de los que están cerca. 

Tengo que reconocer que me ha costado mucho no depender tanto de la tecnología, soy el primero que abusa del teléfono. En muchas ocasiones tengo esta herramienta para todo en mis labores. Créanme que siempre hago el esfuerzo de no utilizarlo en una conversación, dejándolo de lado ya sea en una reunión, encuentro familiar o de amigos.  Esto lo considero de muy mala educación. 

¿Por qué nos cuesta tanto encontrar formas eficaces y sostenibles de conversar y compartir nuestras ideas y opiniones? Mantener una buena conversación es lo más importante, una actitud de apertura de escuchar, de todo el mundo se aprende y de todas las personas se logra un intercambio agradable. “Una buena conversación debe dejar satisfacción al agotar el tema, nunca agotar a los que lo están debatiendo”.

Una vez escuché alguien compararla con una falda de mujer, decía: “Una buena conversación es como una falda. Lo suficientemente corta para mantener el interés, y lo suficientemente larga, para dejar desglosado el tema”.

Si nos escuchamos, nos entendemos.  Escuchar, entender, ser empático, y siempre hacer presentación de quienes somos ante personas que recién conocemos es algo básico, tan importante o más que cualquier conocimiento que podamos adquirir. ¡Es la base de la comunicación! De ahí las relaciones amistosas y afectivas. 

Yo practico 10 consejos para tener una mejor conversación:

1. Lo primero es Céntrate en el tema de la conversación, dejar de lado esas cosas en la cabeza, si no es interés, no lo tengas. Si queremos tener una conversación que aporte, productiva para ambas partes, debemos poner la máxima atención. Nada de teléfonos móviles, notas mentales sobre tareas pendientes, u otros.

2. No seas el que más sabe,  aportar un dato y mostrarte como experto es mucha la diferencia.  Para una buena conversación tienes que asumir que siempre hay algo que aprender.  Encontraras personas que saben mucho de otras cosas.  Ya tendrás ocasión de responder y argumentar.

3. Al realizar preguntas que sean abiertas y genéricas, esto hará que sean más interesante las respuestas. 

4. Para que una conversación tenga vida propia es importante que fluya, que las ideas vayan solas. Al tratar recuperar el dato, o anécdota que tenías en mente, dejaras de escuchar y cuando lo sueltes, entorpecerás la conversación. Si antes tenía sentido, seguro que ahora no tanto. Ya surgirá la oportunidad de expresarla.

5. Si no sabes algo, reconócelo

6. No compares sus experiencias con las tuyas.  Si nos están contando algo, es para que les escuchemos. No para comparar sufrimientos, éxito o vida con la nuestra. Nunca las vivimos iguales.

7. No compares sus experiencias con las tuyas.  Si nos están contando algo, es para que les escuchemos. No para comparar sufrimientos, éxito o vida con la nuestra. Nunca las vivimos iguales.

8. Si tenemos algún argumento que nos favorece, tendemos a contarlo varias veces.  Con decirlo una vez es suficiente. Omite los detalles. A la gente no le importa.

9. Es importante escuchar.  

10. Se breve.

 

 

El autor es experto en etiqueta y diplomacia