Raquel Peña: Secretos de estilo de una mujer que proyecta elegancia y seguridad

Sin restarle importancia al valor de su discurso político, la Vicepresidente electa se distingue por su sencillez y buen gusto.

  • A la altura de la ocasión. Vestido corte ‘A’ ajustado a la cintura para la ceremonia de entrega de certificado como Vicepresidente. FUENTE EXTERNAmo

Celeste Pérez
Santo Domingo, RD

Natural y refina­da, Raquel Peña, recien­temente ele­gida Vicepresidente de la República, fue abandonan­do su bajo perfil en la vice­rrectoría académica de la Pontificia Universidad Cató­lica Madre y Maestra, para ganar protagonismo como figura política y demostrar que es una mujer con ideas propias y con mucho estilo.

Inevitablemente, en lo adelante sus apariciones públicas serán tema de de­bate, y sus atuendos es­tudiados con lupa por los expertos en moda que ob­servaran cada detalle, lo que para ella no será tema de preocupación porque tiene como aliada la fórmu­la de la elegancia.

De la mano del estilista dominicano Reading Pan­taleón, Peña proyecta un estilo con el que se siente cómoda, y aun en los am­bientes más casuales man­tiene inquebrantable su esencia de dama.

Contactamos a cuatro es­pecialistas para conversar sobre los secretos de su gar­bo, aquí sus opiniones.

Para la consultora de imagen Laura Villamán, Ra­quel Peña es dueña de un estilo clásico-conservador. “Fue evolucionado hacia la elegancia y hoy luce im­ponente, proyecta credibi­lidad, cercanía y poder. Lo ha logrado con el uso de piezas estructuradas co­mo una chaqueta de Snake Print (estampado de ser­piente) moderna sin alejar­se de la sobriedad que es su base”.

Villamán agrega que con el uso de tonos serenos co­mo el negro, blanco y cre­ma, comunica de manera coherente su mensaje de profesionalismo, institucio­nalidad y confiabilidad.

Cada pieza es bien pensada
Diana Suriel, editora de la revista A La Moda, de Listín Diario, se refiere al estilo de Raquel Peña con el concep­to ‘elegancia sin artificios’. “Es una mujer de buen gus­to y lo proyecta de manera natural dando prioridad a la calidad antes que la canti­dad. Esto lo podemos perci­bir en la estudiada selección de sus piezas y complemen­tos”.

Suriel reconoce que ape­nas inicia su recorrido co­mo figura política, pero va­ticina una evolución en su forma de vestir. “Por lo que hemos visto aunque el tra­je sastre será su gran alia­do, su visión de la moda no pasa desapercibida, al ele­gir piezas que dentro de lo clásico muestran una línea creativa”.

La indumentaria necesaria
La diseñadora y crítica de moda Anny Abate, es en­fática al señalar que la Vi­cepresidente electa guarda coherencia entre las piezas que elige para vestirse, su seguridad personal y prepa­ración profesional. “Su esti­lo  

 denota una escala de va­lores bien establecidos. Su prioridad no es la ropa, es el mensaje que trasmite a tra­vés de cada pieza. Visual­mente es agradable y trans­parente porque la elección de los colores, el tono de su voz y su lenguaje corporal están en completa armonía. Todo esto se traduce en un una palabra, elegancia.

Redes sociales y marca personal
“A nivel general observo muy buen manejo de las re­des sociales de Raquel Pe­ña. El mensaje es positivo y consistente. Destaca valo­res como la familia, educa­ción, trayectoria, tradición y el apoyo al emprendimien­to. Siendo una mujer con­servadora también proyec­ta modernidad y apertura al cambio. Un balance que resulta interesante y que es congruente con lo que quie­re comunicar”.

Así se expresa la experta en Marketing y marca per­sonal, Irene Morillo, sobre las cuentas sociales de la Vi­cepresidente electa.

“Sin parecer pretencio­sa destaca su facilidad de comunicación como bue­na docente; notándose su­ficientemente cercana pa­ra ser empática y al mismo tiempo capaz para ofrecer soluciones” .