Solidaridad

Grandes marcas se unen para traer a RD a World Central Kitchen

Santo Domingo

Representantes de MercaSID con su marca Crisol, la Fundación Caminantes por la Vida, Fundación Propagas, Propagas e InterEnergy Group, casa matriz del Consorcio Energético Punta Cana-Macao (CEPM), la Compañía de Electricidad de Bayahíbe (CEB) y la Compañía de Electricidad de San Pedro de Macorís (CESPM) se unen para proveer apoyo a las   actividades locales de la organización World Central Kitchen, liderada por el chef español José Andrés.

Los detalles de la iniciativa que llega con la misión de apoyar a las comunidades más vulnerables de República Dominicana, fueron compartidos en un encuentro virtual que contó con la participación sorpresa del presidente electo, Luis Abinader Corona.

La organización sin fines de lucro World Central Kitchen (WCK) utiliza una red de chefs y cocineros a nivel global para proveer platos de alta calidad nutricional a poblaciones vulnerables en medio de una crisis humanitaria.

Gracias al apoyo de esta alianza, WCK inició una primera fase de distribución de la comida preparada a principios de junio y en menos de un mes los operativos llevaron casi 10 mil raciones de alimentos a los dominicanos, distribuyéndolos en hogares de ancianos y hospitales, así como en iglesias y juntas de vecinos.

Los platos fueron cuidadosamente elegidos tomando en cuenta los estándares culinarios del chef José Andrés, combinado con el sabor dominicano. En julio continúa la segunda fase de los operativos de WCK de un calendario total de cuatro meses.

“Nuestra misión principal es mitigar el hambre en lugares afectados por desastres naturales o económicos, y la dispersión del coronavirus en países en vías de desarrollo, como República Dominicana, está precisamente creando situaciones económicas difíciles”, explicó durante el evento online el chef José Andrés. “Por eso nos movilizamos junto a nuestros socios locales para llevar un sustento nutritivo, que permita dar el primer paso para que las comunidades vulnerables puedan ponerse de pie y restablecerse”.

WCK llegó al país por un camino inesperado, por las preocupaciones humanitarias de Renée Bonetti hija del vicepresidente ejecutivo de MercaSID y Esther Abinader, hija del presidente electo Luis Abinader.  “Ellas habían visto la encomiable labor que realizó WCK durante el terremoto de Haití y ante la hambruna que causó el huracán María en Puerto Rico, así que vieron que la organización ya contaba con experiencia valiosa en el Caribe que podía aplicar para nuestra realidad,” explicó Bonetti Du-Breil.