HOMENAJE

Rosa Duarte y Díez presente como la historia misma en el pueblo dominicano

Ivelisse Villegas
Santo Domingo

Durante muchos años Rosa Duarte y Díez estuvo en el anonimato de la generación que hoy se erige, hasta que un grupo de historiadores, como si fuese un sable, defendieron sus ideales y luchas, en busca de la libertad de la nación que tanto amó su hermano Juan Pablo Duarte.

La Comisión de Efemérides Patrias, el Instituto Duartiano y la Biblioteca Nacional, en las personas de Juan Daniel Balcácer,  Wilson Gómez y Diómedes Núñez Polanco, organizaron un acto para conmemorar  el bicentenario de su nacimiento con un llamado especial: ''Una rosa para Rosa Duarte''.

 La hija de Juan José Duarte Rodríguez y Manuela Díez Jiménez, al igual que sus nueve hermanos, padeció los estragos de sus luchas, al ser desterrada y separada, por la misma causa,  del hombre que amó, Tomás de la Concha, quien fue fusilado.

Hoy, Rosa Promártir  Duarte y Díez, quien nació el 28 de junio de 1820, es considerada una mujer prominente en la historia dominicana.

Dueña de un carácter fuerte, forjado por haber crecido en medio de tantas angustias e incidencias políticas, esta excepcional mujer, jugó importantes roles de colaboración en la sociedad La Trinitaria y la Filantrópica .

Según la historia, contada por los escritores presente en el acto. Cito, Museo Casa de Duarte, ubicada en la Isabel La Católica, durante todo el proceso en procura de la creación del Estado Dominicano, mantuvo la mayor firmeza. “Ella guardó grandes secretos revolucionarios, fue de las integrantes de los repartos teatrales que actuaban para llevar consciencia al pueblo, acerca de la importancia de vivir en libertad, de alcanzar la soberanía y todo lo concerniente a la causa independentista", dijo el historiador Juan Daniel Balcácer.

Rosa Duarte consagró su vida en favor de la patria, del bien común, amarró su existencia misma al ideal de independencia pura, de una República Dominicana libre y feliz. Ideal levantado con entusiasmo y coherencia por su admirado hermano Juan Pablo, quien no identificó otra razón o motivo de vida que no fuera la lucha resuelta, implementada con firme valentía y coraje, a favor de la noble causa independentista.

"Una rosa para Rosa Duarte" es un acto que trae consigo un mensaje a emular para que las futuras generaciones conozcan la labor de una mujer que enfrentó los más inverosímiles desafíos de una época por la soberanía  de la nación, carácter y actitud que devela su rostro bien captado por el pincel del artista Miguel Gómez.

 

Para recordarla

 Instituto Duartiano, en coordinación con la Alcaldía de Navarrete, destacará en el parque “Rosa Duarte” de esa localidad un busto de la insigne patriota, así como una escultura similar de patricio Juan Pablo Duarte.

Desean que la Alcaldía del Distrito Nacional intervenga el parque “Rosa Duarte”, localizado en la avenida 27 de Febrero próximo a la calle “Tunti Cáceres”, con miras a que sea sea iluminado, dotado de vigilancia y objeto de aseo y ornato, para erigir allí un busto de Rosa Duarte y la Bandera Nacional.

También está en imprenta una edición especial del libro “Apuntes de Rosa Duarte”, en el cual se recogen más importantes informaciones sobre el prócer y líder trinitario; la edición es conmemorativa de los 200 años del nacimiento de la heroína.

Y se prepara una cartilla popular sobre la vida y obra de Rosa Duarte para ponerla en manos de estudiantes y público en general.