Dominicanos en el extranjero

Janice Paulino: Una madre preocupada por su familia y su país

Orlando Jerez

Janice Paulino es estadounidense de nacimiento, pero dominicana de corazón. Amante empedernida de la cultura local en todas sus manifestaciones, tanto así, que se declaró liceísta hasta el final de su vida, a pesar de ser oriunda de la zona Norte del país, ya que sus familias provienen de La Guama, en Moca y de Tamboril, en Santiago de los Caballeros. De ahí quizás radica, el que domine el acento, vocablos y expresiones netamente cibaeñas.

Durante una amena conversación comentó que desde hace varios meses ella y su familia  habían creado un grupo de whatsApp denominado “Los Politas”, para organizar una reunión familiar con la finalidad de conmemorar el séptimo aniversario de la muerte de su abuela en el mes de abril.

“El motivo de mi viaje era doble, porque también quería visitar a mi hija Cristina (Tina), quien cursa la carrera de Psicología en el país, y me había llamado en marzo para darme la noticia de que está embarazada”, expresó Janice.

Pero a ella le pasó igual que a muchas personas, que debido a la rápida expansión de la  pandemia del Covid-19, se vio en la necesidad de suspender sus planes.

“Desde que llegó el coronavirus a la República Dominicana me invadió el temor, porque mi madre estaba allí por los preparativos de la conmemoración y mi hija Tina también, ahora embarazada. También tengo a mi hija mayor Patricia, quien se encuentra viviendo en Brooklyn donde está el epicentro de la enfermedad en el estado de Nueva York. Pero para mayor seguridad decidimos que se aislara  por completo y lleva casi tres meses sin salir de su casa para no contagiarse”.

“Aunque mi madre no quería regresar, logré que ella viniera luego de hablarle francamente y explicarle que el Departamento de Estado exhortó a todos los ciudadanos estadounidenses que se encontraban en el extranjero que regresaran de inmediato a territorio americano, de lo contrario tenían que permanecer fuera por tiempo indefinido. En cuanto a mi hija, ella tampoco quería regresar y quiso quedarse por su marido, porque él solo tiene visa americana  y no podía venir porque solo permiten la entrada a residentes y ciudadanos americanos. Pero a medida que iban pasando los días  hablaba con Tina y le explicaba lo peligroso del virus y que por su estado de gestación lo mejor era que estuviera aquí conmigo para cuidar de ella y su embarazo” manifestó Janice con mucha alegría, al saber que se encuentra al lado de su hija y de su primer nieto o nieta que nacerá el próximo mes de octubre.

Cuenta que a pesar de lo angustiada que estaba por su madre, su hija y el embarazo de esta, logró sacar a ambas del país, pero aún le invade el temor cuando ve las noticias estadounidenses, pero sobre todo las dominicanas.

“Siento temor  porque lamentablemente no se puede confiar en el sistema, o en los datos ofrecidos por las autoridades competentes. La población tiene que cuidarse por sí sola, porque la verdad están desprotegidos no existen los recursos necesarios para poder enfrentar esta situación” indicó Paulino preocupada ante la situación de su país de origen.

Pero dentro de lo positivo de la cuarentena, Janice resalta que este tiempo le ha servido para reflexionar y preparar junto a su hija la llegada del nuevo integrante a la familia.

“Dentro de los aspectos positivos debo reconocer que la cuarentena ha sido un tiempo de reflexión y de pausa. Esto me ha permitido trabajar de manera remota y estar en casa con mi hija. Cada dos semanas salimos a hacer compras tomando las medidas correspondientes. Hemos pasado el tiempo limpiando y organizando la casa para la llegada del bebe y cocinando juntas. También he reflexionado en cuán simple puede ser la vida”. Janice también dijo que ha usado este tiempo para orar por su hija que encuentra en medio de la pandemia en Brooklyn y por los enfermos del virus y sus familiares.

Sobre  “Los Politas” en WhatsApp comentó que se ha convertido en un grupo informativo,  ya que algunos viven en los Estados Unidos y otros en el país y esa es la vía de comunicación donde comparten remedios, noticias y consejos para no contagiarse y evitar la desinformación.

Paulino dice que aunque nació en Nueva York, ella es dominicana, y que esta crisis se lo ha hecho confirmar. “Tenemos muchas cosas preciosas en mi país. Lo más bello que tiene nuestra isla es su gente.  A veces cuando estoy allá me frustro porque hay procesos que son como sin sentido y poco prácticos comparado con las cosas aquí en Estados Unidos, pero mi gente ‘me la roba toda’.  Yo me concentro en lo bueno y veo mucha gente noble de gran corazón y trabajadora que quiere echar pa' lante. Estar codo a codo con las personas me renueva y me ayuda a tener los pies sobre la tierra”.