ACTITUD

Motivación: Claves para el éxito de la gestión a distancia

CELESTE PÉREZ
Santo Domingo, RD

Las circunstan­cias excepcio­nales del con­finamiento por la pande­mia del Covid-19, ponen a prueba las habilidades de liderazgo de los superviso­res de equipo, así como la actitud de cooperación y el compromiso de los colabo­radores.

La tecnología facilita técnicas que permiten ob­tener resultados de ca­lidad en la operatividad de las empresas, pero el líder, además de con­templar la dinámica de trabajo, debe esforzar­se por estar más cerca de su equipo, asumir un rol de ‘coach’ para esti­mular al grupo a conse­guir los resultados espe­rados, y acompañarlos a derribar los obstáculos que puedan presentar­se. En este modelo de li­derazgo todo el conjunto evoluciona. Así lo plantea Andrea Lardani, directo­ra de Grupo Wellness La­tina, empresa que brinda asesoramiento profesio­nal en el área de Gestión Humana.

La experta sostiene que “el distanciamiento físico no implica que los jefes y las organizaciones deban dejar de estar en comuni­cación con sus equipos. De hecho, los empleados es­peran que haya alguna co­nexión, alguna señal que indique que están presen­tes, aunque sea de manera virtual”.

Lardani cita como una estrategia fácil y efectiva para mantener el equipo motivado, establecer me­tas realistas, que puedan ser cumplidas en el cor­to plazo y que no aumen­ten el nivel de frustración. “Hace algunas semanas hablábamos de metas pa­ra seis meses o un año, la crisis sanitaria que afecta el mundo hace necesario que las metas sean visuali­zadas dentro de un perío­do más corto”, dice.

Un compromiso diario
Para Suz Amaro, crea­dora de VivesMart, moti­var al personal es una mi­sión constante de todo el año. “Cuando el equipo está motivado a dar lo me­jor los resultados se refle­jan en su compromiso, y le guste, o no, a los directivos admitirlo, es una tarea de todos los días. Este activo animado, llamado ser hu­mano, necesita de aten­ción no solo en esta etapa del ‘reto 2020’ (así le lla­mamos al Covid-19 en Vi­vesMart)”.

Amaro plantea que los colaboradores en confina­miento necesitan más que nunca seguridad, y es el lí­der del equipo quien debe dársela. “Trata de ser un líder de luz, positivo, que oriente a su gente. Los co­laboradores deben sentir que son importantes para la organización”, conclu­ye.

El mundo laboral después de la pandemia
“Esta crisis ha demos­trado que muchos pues­tos de trabajo no necesi­tan ser presenciales. El teletrabajo ha transfor­mado la operatividad de importantes empresas, tanto en la forma de tra­bajar, como en la de en­tender el trabajo. Des­pués de la pandemia las entidades van a que­darse con los trabajado­res que aporten valor al puesto”, vaticina María del Carmen Gil, miembro de la Asociación Domi­nicana de Administrado­res de Gestión Humana (Adoarh).

Según la especialista, el panorama no es lo su­ficientemente claro para asegurar si todas las em­presas apostarán por el teletrabajo, pero lo que sí apunta, es que “habrá ma­yor flexibilidad en los ho­rarios, esto favorecerá la conciliación trabajo – fa­milia, y estaría dando par­ticipación a un modelo más enfocado en los resul­tados”.

 SUGERENCIAS
Crea un grupo de WhatsApp
Comunica de manera continua informaciones importantes, postea cada día algo motivacional.

Una llamada a cada colaborador
No importa cuántos tienes, a dos llamadas por día puedes lograr tocar a supervisores y mandos medios, preguntar cómo se sienten y dejarles saber que pronto se volverán a ver.

Reuniones de enfoque
Si tienes el equipo remoto, haz reuniones semanales el mismo día y a la misma hora con la misma agenda: Generales, pendientes y prioridades. Corta al punto y trata de mantenerlos enfocados.

Tips para ser más productivos
Motiva para que trabajen en bloques de tiempo, que tengan sus 5 o 7 prioridades por día (ayúdalos a identificarlas)