Moda

Dise├▒adores dominicanos promueven la solidaridad con sus marcas

Santa de la Cruz
Santo Domingo

Con la aparición del Covid-19, a finales de 2019, la vida y la forma de hacer las cosas en el mundo cambió. Se tuvieron que asumir nuevas formas de comportamiento, y con ellas, nuevos elementos para preservar la salud.

La mascarilla se convirtió en el elemento obligatorio para evitar la propagación del virus y se ha vuelto una pieza imprescindible cuando tienes que salir del hogar.

Movidos por el espíritu de la solidaridad, varios diseñadores dominicanos decidieron aportar su creatividad y hacer de estas prendas elementos de protección con un toque colorido y vanguardista.

Estos artesanos de la moda dicen que sus creaciones tienen la peculiaridad de que son elaboradas con materiales de alta calidad, lo cual les permite ser reusables y con ellas ayudan a que las personas salgan protegidas, con un toque de moda, al tiempo que dinamizan la economía y destinan parte de los fondos a causas de bien social.

“Cuando el coronavirus se convirtió en una preocupación mundial, me surgió la idea de hacer un estilo de mascarillas más perdurables, que sean reusables, que resistan más de 200 lavados”, cuenta el destacado diseñador Tony Boga, quien asegura que sus mascarillas están elaboradas con cinco capas de telas de algodón y filtro con tecnología Nano Cobre, por lo que resultan más perdurables y seguras.

La confección y adquisición de estas prendas también ayuda a movilizar la economía, pues las personas involucradas en el proceso generan ingresos para sus familias y parte de las ganancias son destinadas a entidades de bien social, lo cual se traduce en ganancias económicas hacia diversos actores de la vida nacional.

“Estamos elaborando mascarillas personalizadas, de la más alta calidad en confección y diseño, con cuatro capas de filtro de entretela, reusables y subliminadas", expresa la presidente de la Asociación Dominicana de Diseñadores de Moda y directora del RD Fashion Week, Melkis Díaz.

Díaz, en colaboración con modistas, diseñadores y becarios, está produciendo una importante cantidad de mascarillas para clientes corporativos, institucionales y personales. El 30 por ciento de las ventas estarán siendo donados a la Fundación Moda por la Inclusión.

Otro que se suma a crear para ayudar es el creativo Felipe De León, cuyas piezas destacan por la calidez de sus colores y por ser piezas únicas, pintadas por el artista Eddaviel Montero.

"Con la confección de nuestras mascarillas buscamos llevar protección con un poco de alegría, para niños y adultos. Y con los beneficios de las ventas, ayudaremos a la Iglesia Cielos Abiertos y al asilo San Francisco de Asís”, informó De León.

De igual modo, el diseñador y CEO de la marca Calpo, Bladimir Jiménez, ha estado creando mascarillas y el 50% de sus ventas son donadas al Hospital Infantil Robert Reid Cabral.

“Con la crisis mundial que vivimos, es el momento preciso en el que debemos unirnos y colaborar. Nosotros, como empresa, no somos ajenos a esta situación y estamos poniendo nuestro granito de arena”, destacó el reconocido diseñador de chacabanas. Sus mascarillas tienen tres filtros de algodón, aislante de fluidos y filtros, brindando un producto seguro, funcional y de calidad. También hacen donaciones a diversas instituciones.

Al comprar estas mascarillas adquieres una prenda versátil, colaboras a nobles causas y te proteges con estilo.