¡Quédate en casa!

La cuarentena es buen tiempo para cuidar las plantas en familia

CELESTE PÉREZ
Santo Domingo, RD

Para los amantes de la naturaleza las plantas son mucho más que un toque de color y alegría en sus hogares, también proporcionan bienestar. En este tiempo de confinamiento por el Covid-19, dedicar algunas horas de la semana a cuidar las macetas y el jardín, ayuda a reducir los niveles de estrés y la ansiedad. Así lo asegura la arquitecta y  paisajista Manolita Mejía, para quien “es esencial y sublime  apreciar cuando se siembra una semillita y de ahí germina una flor erguida hacia los cielos, dando gracias por todas las bendiciones que nos da el Señor”.

Este tiempo también puede ser una oportunidad para motivar en los más pequeños el amor y el respeto por la naturaleza, al tiempo que ayudan a cuidar las plantas. La experta en creación de ambientes comparte algunas recomendaciones básicas para establecer una rutina que permita embellecer el espacio verde, sin importar el tamaño del área.

Mejía asegura que en esta  temporada de calor y sequía las plantas se deterioran con facilidad, por lo que es de vital importancia regarlas. “Una acción que puede ser realizada por cualquier miembro de la familia con una manguera u otro tipo de fuente, siendo precavidos para no desperdiciar el agua, por lo que, si delegas esta tarea en los niños, deben ser supervisados”.

La paisajista sostiene que es significativo saber diferenciar entre lo que son árboles, arbustos, grama, plantas ornamentales o frutos, porque el tiempo de riego dependerá de la superficie o área del jardín. “Si tiene árboles, arbustos y macetas grandes, lo prudente es hacerlo de 20 a 30 minutos. Si es más pequeño o solo tiene macetas de interior, bastarán unos 5 a 10 minutos. El riego debe ser diario, si es en el patio o terraza, y tres veces por semana si las plantas están en el interior”.

Eliminación de la maleza
Para ejecutar esta actividad es necesario protegerse con guantes para evitar cualquier tipo nocivo presente en la tierra. “Las llamadas malas hierbas corrompen el crecimiento y desarrollo de las plantas porque les roban nutrientes y espacio”, explica Mejía. “Esta es una tarea estrictamente manual, hay que arrancarlas en su totalidad con todo y raíz. Bastará una vez por semana. Los niños pueden ayudar pero siempre con la vigilancia de sus padres”.

Otra importante acción es la poda, consiste en quitar de la planta todas las hojas o ramas que ya estén marchitas, viejas o enfermas con algún tipo de hongo. Esta actividad es recomendable que la realice un adulto, por los riesgos que conlleva la manipulación de las tijeras.

El próximo paso es la fertilización. Lo correcto es hacerlo cada  15 días. “Si tienes flores, opta por fórmulas que contengan nitrógeno, fósforo y potasio. Si por el contrario, solo tienes follaje, arbustos y grama, aplica fertilizantes nitrogenados. Este proceso debe hacerse siempre con guantes y mascarilla, y exclusivamente un adulto”.

Para Manolita Mejía el trabajo no está finalizado hasta que no se recoge la basura. “Aquí sí pueden colaborar todos los integrantes de la familia y es necesario contar con una bolsa biodegradable para jardín. La frecuencia dependerá del tipo de plantas”.  

Recomendación final
La arquitecta y paisajista, propietaria de Arquiflora, indica que es ideal que la familia elabore un calendario con las fechas de ejecución de cada tarea, así como los nombres de los responsables. “Esto permitirá llevar un control y garantizar la eficacia del trabajo, además de  fomentar la diversión y la disciplina en la familia”.

Las orquídeas
Alexandra Palamara, de la boutique de plantas Patio, apunta que el cuidado de las orquídeas puede depender del tipo de planta.

Las más comunes suelen ser las Phalaenopsis, (orquídeas moradas y blancas) sin embargo, todas las especies requieren de una gran cantidad de luz, aplicación de fertilizantes para estimular la floración y un alto nivel de humedad, por lo que deben ser regadas una vez por semana o cuando la tierra esté seca.