Eventos

Momento de reorganizar la boda ¬°Wedding Planner a la vista!

Celeste Pérez
Santo Domingo

La búsqueda del vestido de novia perfecto ha terminado. El elegante traje del novio ya está listo. Ahora, lo único que desean las parejas es que llegue la fecha elegida para jurarse amor eterno. Sin embargo, hay situaciones inesperadas, como la pandemia del coronavirus, que pueden forzar a posponer el enlace nupcial. Ante esta situación, lo recomendable es reprogramar una nueva fecha.

La Wedding Planner Ashley Alemany, CEO de Disdeco, sostiene que el momento actual demanda ser prudentes y permanecer confinados en sus casas para evitar el contagio y propagación del virus. “Todos ahora debemos permanecer a salvo. Es tiempo de una pausa, así que nuestro consejo es reprogramar una nueva fecha con las prevenciones de lugar. Buscando siempre ofrecer seguridad”.

En esta etapa de confusión, la experta sugiere a los novios depositar su confianza en Dios y postergar la fecha en un plazo de 60 a 90 días

Plan de acción

Alemany ha calificado  una serie de motivos válidos para la propuesta de posposición de la fecha de bodas. “Principalmente si la boda está dentro del periodo de la cuarentena, si es en 30 a 45 días, si hay invitados que requieran viajar, si la iglesia y la locación (hotel, club, restaurante) no estarán laborando para realizar el evento, si ha fallecido un familiar cercano, si el presupuesto ha sido afectado, y necesitaran más tiempo para ahorrar, si los planes de hacer una boda grande han cambiado y prefieren hacer una más pequeña, y donar ese dinero a los más necesitados”.

Tomada la decisión, pasos a seguir

  1. Informar a la empresa de Wedding Planner para proceder con el cambio de fecha y la verificación de la disponibilidad de los suplidores.
  2. Si no tiene Wedding Planner, puede conversar con la decoradora, y solicitarle soporte. (Este servicio puede tener un costo adicional).
  3. Confirmar el presupuesto y las políticas de cambio de fecha. (Al día de hoy la industria de eventos está siendo flexible, dada las circunstancias.) 
  4. Cuando todo este confirmado, se debe informar a los invitados.

Ashley Alemany aconseja que la invitación sea enviada de forma virtual. “Si la invitación aún no ha sido entregada, pero ya fue impresa, puede pedirle a la empresa que haga la impresión de una tarjeta adicional tipo nota, indicando el cambio de fecha, acompañada de una frase, por ejemplo: “El amor sigue latiendo, nos vemos el día 5 de agosto 2020”.

La experta en organización de bodas y decoradora de interiores, también propone otra alternativa: “Si la cuarentena se levanta y se permite tener reuniones de 10 – 50/100 personas, y no desea cambiar la fecha de la boda, podemos celebrar las nupcias en una ceremonia y recepción intima, y compartirla por una de las aplicaciones como Zoom. Así todos los invitados pueden acompañar a los novios sin riesgo de higiene y seguridad”.