Listin Diario Logo
26 de mayo 2020, actualizado a las 12:09 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales miércoles, 01 de abril de 2020

Momentos

Domingo de Ramos y ‘Cuando todo termine’

  • Domingo de Ramos y 
‘Cuando todo termine’
Fanny Santana
santanafanny@gmail.com

Una amiga me hace llegar esta propuesta que no dudé en hacerla mía y compartirla con ustedes. La idea es que esté Domingo  de Ramos,  5 de abril,  coloquemos  una rama, palma o cualquier hoja que tengan en su hogar, en su puerta, o balcones los que vivan en apartamentos, esto nos hará  más fuerte y  serviría, a pesar del aislamiento social,  para celebrar con fervor el inicio de la Semana Santa y el final de la Cuaresma. Recordemos  que  estamos aislados pero nunca  separados, unidos con la Iglesia de Cristo. Esta es una gran oportunidad para recordar que todos somos iglesia... Recuerdo las palabras de Manolo Llanos ¿Quién se anima? Así agradaremos al Señor en su entrada triunfar en Jerusalén.

José Antonio Rodríguez

El cantautor dominicano José Antonio Rodríguez le ha entregado una canción a la humanidad que nos llena de esperanza, de energía para afrontar esta nueva forma de vivir con este padecimiento del COVID-19. El embajador dominicano ante la Unesco, le ha puesto voz a la cuarentena con "Cuando todo Termine”. Cuando la escuché, no voy a negarles que lloré por la emoción. Fue cómo una película qué pasó por mi mente, y recordé a todas las personas que amo y extraño. Les dejo una estrofa de este tema que se convertirá en el canto de todos,  ¿y díganme si no es para uno emocionarse?  

“Cuando todo termine saldremos a buscar los abrazos, los besos. Los amigos serán otra vez la razón y el mejor de los premios. Cuando todo termine le daremos valor a las cosas sencillas.” Gracias José Antonio porque a pesar de este aislamiento todo pasará.

¡Todo pasará!

Este aislamiento social nos está enseñando muchas cosas. Por ejemplo, cómo sobrevivir a este encierro cuidando con buen estado emocional y mental. Me alegro de que muchos psicólogos y psiquiatras estén brindando consultas a nivel telefónico, además de sus sabías recomendaciones  por los medios de comunicación, cómo fue el caso del doctor José Miguel Gómez Montero, quien compartió maravillosas y puntuales sugerencias a los padres para poder lidiar con sus hijos y nietos. Decía el doctor Gómez, que debemos poner reglas y horarios  a todas las actividades que vamos hacer en el hogar, integrando, eso sí, a todos los miembros de la familia. La cuestión es que todos seamos responsables del bienestar del otro, hablándonos con cariño, perdonando a la pareja que a veces nos desespera, hablándole a los más pequeños, de acuerdo a su edad, de lo que está pasando para que puedan asimilar mejor por qué no pueden salir de la casa. Este es el momento de unirnos más, conocernos más… ¿Qué les parece si se animan a contarle a sus hijos su historia de amor, por ejemplo, cómo se conocieron, cómo planificaron su boda? Otra alternativa es ver álbumes de fotografías, buenas películas, y sobre todo orar desde que abrimos los ojos para agradecerle a Dios por la vida y para que interponga su infinita misericordia por la humanidad.

A la distancia hay amor

Gracias a la tecnología  podemos estar cerca de los nuestros, yo, por ejemplo, he podido estar en contacto con  dos de mis hermanos, una que reside en España y otro en Nueva York. Con mi madre y mi nietecita Miranda también. A ella a la que monitoreo y puedo verla estudiando o enseñándome sus muñecas, mirando sus libros de cuentos clásicos, cómo La Cenicienta. Ella supuestamente lee y nos cuenta unas historias increíbles. Solo tiene tres años. Y a pesar de que tengo 21 días que no la puedo abrazar disfruto de su presencia a pesar de la distancia.

De todas las pruebas podemos sacar lo mejor de nosotros. Reviéntense, van a descubrir talentos ocultos, que nunca se hubiesen imaginado, cómo las habilidades para cocinar, hasta para fregar, creo que soy la mejor de todas, mi hijo me ha puesto el sobrenombre de “La doña del cloro”, y es que ha todo le paso cloro, ese es mi trabajo ahora, pero con más esmero y responsabilidad, cuidando de los míos.

Termino con estas palabras del mártir Manolo Llanos ¡Cristo y yo, mayoría aplastante!

¡Les dejo mi ternura!