HARRY Y MEGHAN

Los duques de Sussex dejarán de representar a la monarquía en marzo

  • Harry Y Meghan

EFE
Londres, Reino Unido

El príncipe Enrique y su esposa Meghan dejarán de representar a la monarquía británica el próximo 31 de marzo, informó este miércoles un portavoz del matrimonio, que en enero anunció su intención de dar un paso atrás en sus funciones como miembros de la realeza.

Sin oficina en Buckingham

A partir de esa fecha, los duques de Sussex dejarán de contar con una oficina en el palacio de Buckingham y pasarán a estar representados por un equipo de su fundación sin ánimo de lucro.

En las próximas semanas, ambos tienen en la agenda seis últimos eventos oficiales, que incluyen la participación del príncipe en una grabación con la estrella del rock John Bon Jovi y un acto con el coro Invictus Games Choir.

Su último compromiso oficial programado por ahora es su aparición en un servicio religioso el Día de la Mancomunidad de Naciones, el 9 de marzo, en la abadía de Westminster, en Londres.

Está previsto que los duques asistan en mayo a la celebración de los juegos Invictus, en los que participan exmilitares heridos, si bien lo harán a título personal, mientras que el príncipe prevé mantener su rol como patrón de la maratón de Londres, que se corre en abril.

El duque mantendrá además los rangos militares de mayor, teniente comandante y líder de escuadrón.

El palacio de Buckingham todavía no ha decidido si otorgará su permiso para que Enrique y Meghan continúen utilizando la etiqueta "Sussex Royal" tras su distanciamiento de la familia real, según ha revelado el tabloide "Daily Mail".

El matrimonio utiliza esa marca en su popular cuenta de la red social Instagram, así como en la página web que pusieron en marcha tras anunciar su deseo de abandonar la monarquía para ganarse la vida por sí mismos.

El matrimonio y su hijo de nueve meses, Archie, prevén dividir su tiempo a partir de ahora entre el Reino Unido y Canadá y han avanzado que los arreglos que han pactado con la reina Isabel II se revisarán pasados 12 meses de su cese como miembros de la familia real.