Listin Diario Logo
27 de febrero 2020, actualizado a las 01:10 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales jueves, 14 de noviembre de 2019

CRÓNICA LIGERA

Soy mujer: ¿Quién nos defiende?

  • Soy mujer:
¿Quién nos defiende?
Ana Mercy Otáñez

No soy feminista. Nunca me he inscrito en ninguna corriente. Tampoco creo en la igualdad, porque para mí no somos iguales ni de pensamientos, acciones y personalidad, aun tengamos el mismo sexo. Soy una fiel defensora de mi género y muestro con orgullo el ser mujer. Soy una abanderada de resaltar nuestros logros humanos, maternos, sentimentales, técnicos, científicos, profesionales, políticos y deportivos, porque siempre he pensado que una mujer que alcance el éxito en cualquier rama es una puerta abierta a todas las que venimos detrás cargadas de grandes sueños. Sin embargo, nuestro país alcanza cifras alarmantes en los últimos treinta días, donde diez mujeres han perdido la vida a manos de sus parejas sentimentales y ante la inactividad de las autoridades, me pregunto: ¿Quién nos defiende?

 

¡Una voz!

Las mujeres, nuestras familias, nuestros hijos y toda la sociedad dominicana necesitamos acciones concretas que nos digan en voz alta que no estamos solas y que esta lucha debe ser de todos. Sin embargo, lo que vemos es a autoridades ejerciendo sus funciones de manera fría, débil y sin acciones claras o definitivas que nos permitan ver una luz al final del túnel, donde nos muestren propuestas con soluciones y resultados palpables, no ejecutorias  vacías que no calan en ningún segmento de la población, mucho menos en el podrido sistema que sustenta a los hombres que en base a un sentimiento tan noble y sano como el amor golpean, humillan y maltratan a las mujeres.

 

¿Sin políticas de comunicación?

En los últimos años los feminicidios se han convertido en una pandemia no solo en nuestro país, pero ¿cuáles son las acciones que hacemos para prevenirlo? ¿Son claras las políticas de prevención? ¿Las leyes, protegen a la víctima o al victimario? Son solo algunas interrogantes que se quedan en el aire y que solo encuentran visibilidad cada noviembre, donde las entidades responsables de las políticas de protección, prevención y judiciales se unifican a través de decenas de publicaciones o campañas publicitarias momentáneas, que no cumplen ningún requisito, ni tampoco son medibles en su alcance, y se convierten en labores mediáticas que buscan justificar vía los medios de comunicación y ante la sociedad su existencia, aunque no puedan mostrar resultados de sus ejecutorias.

 

¿Que nos dejan?

Las mujeres somos un segmento importante de nuestra sociedad, sin embargo, en los últimos tiempos nos hemos constituido en una fracción que vive en una constante lucha por sobrevivir, en un país que luce impotente, estéril y hueco ante el clamor de sus féminas, si, de esas que están cubierta por el manto de la vulnerabilidad. Estamos perdiendo a nuestras mujeres bajo un esquema tan aterrador como el narcotráfico o las pandillas, pero ninguna autoridad quiere asumir responsabilidad, ni le da el carácter necesario al tema. Mientras, cada día hay más mujeres amenazadas, maltratadas y abusadas que terminan sus vidas asesinadas, dejando hijos huérfanos de la violencia, que sin ayuda psicológica o psiquiátrica se convertirán en el mismo monstruo que su padre. Hoy, tenemos decenas de familias destruidas ante un pueblo y ante autoridades que no pasan de la consternación y el asombro.

¡Nos leemos la próxima semana! 


Más en Las Sociales