Listin Diario Logo
18 de mayo 2019, actualizado a las 09:20 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales viernes, 26 de abril de 2019

PROTAGONISTA

Momento de reflexión: Tiempo para fortalecer la fe

  • Momento de reflexión: Tiempo para fortalecer la fe

    Robert Brisman. VÍCTOR RAMÍREZ/ LISTÍN DIARIO.

Rosmery Méndez Vargas
rosmery.mendez@listindiario.com
Santo Domingo

Recordar la crucifixión y muerte de Jesucristo, el sufrimiento y la humillación por la que tuvo que pasar para liberar al pueblo del pecado, según los hechos descritos en la Biblia, es un acontecimiento que puede generar dolor para los creyentes, pero es esa misma fecha la que nos recuerda que, al tercer día Cristo volvió a la vida y desde ese momento está sentado a la diestra del Padre.

La  Cuaresma se inicia con el Miércoles de Ceniza y culmina el Jueves Santo, como siempre, tomando las Sagradas Escrituras como referencia. Este período tiene una duración de 40 días, para recordar el tiempo que duro Jesús en ayuno y oración en el desierto, clamando a Dios.

Por eso, esta época se considera sagrada hasta llegar a la Semana Santa, que debe ser de reflexión, para estar en comunión con el Señor y realizar labores humanitarias hacia el prójimo. Así lo considera el padre Robert Brisman, quien comenzó su carrera sacerdotal por un llamado de Dios a través de una mujer, en una misa.

“Fui a acompañar a un sacerdote mexicano a realizar una misa en San Francisco de Macorís, previo a la misa, una señora se me acerca y me pide que la confiese, yo me sorprendí bastante y le dije que no era sacerdote, ella  dijo: “Que pena, con tantos sacerdotes que hacen falta”. Esas palabras me marcaron”.

   Ese día, hace 19 años, Brisman afirmó su compromiso con el Señor y desde entonces ha dedicado su vida al sacerdocio.

Con voz pausada y una tranquilidad que refleja en el semblante, el Vicario Parroquial de la iglesia San José de Calazans y Párroco en la Iglesia San Juan 23, habla sobre el significado de la Cuaresma. “Este es un tiempo de gracia, privilegiado, fuerte en todo el caminar de la fe, que se celebra una vez al año, en lo que se llama el Año Litúrgico, que nos invita principalmente a profundizar y fortalecer nuestra vida cristiana, pero también se nos invita a fortalecer la vida espiritual, a través de muchas prácticas, con la oración”.

En este tiempo, muchos creyentes realizan abnegaciones. “Esos actos pueden ser personales o comunitarios. Por ejemplo, el privarse de escuchar música para una persona, sobre todo la secular, es un sacrificio. Lo que ves sacrificio para tí no lo es para mí, por eso estamos todos invitados a hacerlo. Pero no todos practicaremos el mismo, algunos pueden ser sacrificios comunes, pero no siempre es así”.  

Comunión con Dios
Quizás desde hace muchos años como creyente estés realizando la práctica de no comer carne dos días a la semana durante el período de la Cuaresma, pero en realidad, ¿sabes porqué se realiza? o simplemente ¿porqué nuestros padres o abuelos lo hacían se debe realizar? A estas interrogantes Brisman aclara que, “Cristo murió un viernes, si se hace ese recordatorio, no es para enfocarnos en la abstinencia de la carne en sí, ese día, es para recordar la muerte de nuestro señor Jesucristo; pero hay personas que lo realizan el año completo”.

“En el tiempo de Cuaresma nuestra Iglesia Católica nos enseña que, el ayuno y la abstinencia se deben practicar, estamos obligados por nuestra fe y pertenencia a la iglesia a hacerlo el Miércoles de Cenizas y el Viernes Santo. Desde que se inicia la Cuaresma, esta es una tradición milenaria”.

La Iglesia San José de Calasanz desde hace algunos años realiza el programa: “Yo me quedo”, con el que invita a la comunidad a quedarse en sus hogares durante la Semana Santa, asistiendo a la iglesia, donde se preparan diversas actividades para los feligreses, además de realizar labores sociales en ese período.


Más en Las Sociales