Listin Diario Logo
21 de septiembre 2019, actualizado a las 07:19 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales lunes, 22 de octubre de 2018

DE CERCA

Un homenaje a Farah Cabrera

  • Un homenaje a Farah Cabrera
Celeste Pérez
celeste.perez@listindiario.com

La historia de la moda en República Dominicana tiene muchos protagonistas. Dos grandes han sido el inolvidable Oscar de la Renta, quien paseó su talento por el mundo llenándonos de orgullo, y la diseñadora santiaguera Farah Cabrera. A ellos les cabe la gloria de inspirar las generaciones que se motivaron a continuar el camino trillado.

Cuando Farah Cabrera inició su trabajo en el mundo de la moda, ya la industria se perfilaba como una de las profesiones más pujantes de la economía. ¡Y así fue! Al día de hoy, el negocio de la moda posee una inmensa capacidad de generación de empleos, por lo que constituye un valioso aporte al desarrollo de la economía.

Farah Cabrera, poseedora de un estilo inigualable, despliega elegancia en cada una de sus creaciones. Tiene un don que la hace única: el cuidado de los detalles. Sus diseños han engalanado importantes figuras y han sido testigo de momentos memorables en innumerables familias. Su nombre es un punto de referencia para hablar de excelencia en la confección. Pionera en el diseño de moda ha sido sabia para adaptar sus propuestas a las tendencias modernas.

Hace algunos días fui testigo del resultado de una profunda investigación en la que por primera vez en la historia dominicana, la industria de la moda ha removido sus orígenes como punto de partida para un mejor entendimiento de sus fundamentos. La iniciativa es del Instituto de la Moda en República Dominicana (InModaRD), organización que preside Isabel Reynoso, y esta materializada en la exposición ’50 Anos de la Moda Dominicana’, en homenaje a Farah Cabrera.

La muestra, evidentemente realizada con amor y entrega, es un emotivo recorrido por los avances de la moda desde 1968 hasta nuestros días, sin restar importancia a los diseñadores que han marcado su huella en la historia. Cinco décadas resumidas en 39 prendas de 35 talentosos creadores dominicanos, dispersas cronológicamente, en el Centro Cultural Banreservas. Me encantó este contacto con la historia, el arte y la cultura, porque la moda es parte de la esencia de los pueblos y el reflejo de sus raíces.

A la entrada del salón, una vitrina con algunas piezas y dibujos adelanta la magia que aguarda tras la puerta. En las paredes del espacio cultural, figuran réplicas de publicaciones de periódicos que se hacían eco del talento de Farah Cabrera, bajo la firma de reputadas periodistas. Algunas fotos de sus diseños, incluso de vestidos de novias exhibidos por las reales protagonistas, también forman parte de la muestra.

Doña Farah, acompañada de gran parte de su familia, también deja testimonio de la importancia de la unidad. A lo lejos vi como a su nieta, Lourdes, le brillaban los ojos por el orgullo. Resplandeciente a sus 76 años de vida, doña Farah lució impecable vestida de rojo y recibió feliz y rebosante de humildad este reconocimiento a su exitosa trayectoria. “Hay tantas personas que me han ayudado a caminar durante todos estos años, que pecaría si olvido el nombre de algunos, así que me limitaré a dar las gracias a Dios, y el que conoce muy bien a quienes me refiero, se encargará de repartirlas”, dijo con jocosidad y una inmensa sonrisa. “No pienso retirarme, con la moda he hecho un acuerdo hasta que la muerte nos separe”, sostuvo entre palabras cortadas, dejando evidencia de su emoción.

Una noche en la que la lluvia, lejos de alejar a los invitados, se hizo cómplice del momento. Amé la década de los 70 por su brillante colorido y pantalones palazos. Los 90 con el renacer de la década de los 50 y el estilo retro. Tules y encajes, blusas con escotes amplios y faldas sueltas pueden ser apreciados en el recorrido.

Si te apasiona la moda, mi invitación de esta semana es para que no te pierdas este interesante trabajo que estará disponible hasta el 15 de noviembre.

¡Hasta el lunes!