Listin Diario Logo
21 de octubre 2018, actualizado a las 10:55 p.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC30ºC
Las Sociales miércoles, 27 de noviembre de 2013
0 Comentarios

CON ELEGANCIA

Lo cortés no quita lo valiente

  • Lo cortés no quita lo valiente
Lynda Rodríguez
conelegancia@lyndarodriguez.com

El otro día conversaba con una amiga sobre el concepto que tiene mucha gente sobre la cortesía y su confusión al respecto.  El término “cortesía” procede de la Corte Real, donde se hacían bien las cosas. Una de sus leyes fundamentales es la resistencia al primer impulso; alude a obviar situaciones incómodas que provoquen una respuesta airada por nuestra parte a favor del respeto y el saber estar, pero en ningún momento anula el carácter.  

La cortesía honra a quien la da y la recibe. Sin embargo, en ocasiones, se confunde con la ingenuidad o la debilidad. Se puede y se debe ser cortés, pero eso no implica aguantar boberías, simplezas o desconsideraciones.

En mi Taller, cuando conversamos con las niñas en la clase de Etiqueta Social, tratamos el tema de la asertividad para que aprendan a diferenciar y frenar situaciones incómodas y a saber que el seguir la normas de educación implica también tener carácter para darnos a respetar como personas. En estos casos, es necesario aplicar la “firmeza cortés”: hablar en serio, muy en serio, pero no por eso perder los modales y educación. Como bien dice un dicho: “Lo cortés no quita lo valiente”. Esto quiere decir que la cortesía no está reñida con la firmeza, sino que la refuerza. La “firmeza cortés” impresiona muchas veces (pues no se espera que una persona especialmente educada pueda expresarse de una forma radical), a veces hasta asusta, y si va acompañada de buena educación y de respeto a la persona, demuestra comprensión, energía y capacidad de mando o decisión. Como estrategia y estilo de comunicación, me permito reproducir la definición clara y simple que da Wikipedia en Internet sobre la asertividad, la cual se diferencia y se sitúa en un punto intermedio entre la agresividad y la pasividad (o no asertividad): “La asertividad suele definirse como un comportamiento comunicacional en el cual la persona no agrede ni se somete a la voluntad de otras personas, sino que manifiesta sus convicciones y defiende sus derechos. Cabe mencionar que la asertividad es una conducta de las personas, un comportamiento. Por lo tanto, la cortesía no se reduce, simplemente, a una forma de comportarse, es una manifestación externa de nuestro carácter. Es un estilo de vida integrado en nuestra naturalidad que surge espontáneamente y que demuestra un elevado respeto hacia la dignidad de la persona (incluyendo la nuestra). La cortesía de ser justo, la cortesía del reconocimiento, la cortesía de agradecer, la cortesía de reconocer tus errores y disculparte por eso, la cortesía de agradar, la cortesía de prestar atención, etc., pero también la cortesía con nosotros mismos de no aguantar sinvergüencerías, desconsideraciones o irrrespeto. Cuando estemos claros de que una persona cortés no es tonta, pasiva o cobarde, no confundiremos el término.

Si quieres conocer más sobre mis talleres de etiqueta social visita mi página www.lyndarodriguez.com
Agrégame a Facebook: Lynda Rodriguez Taller
Sígueme en Twitter: @LyndaRodriguez1
Sígueme en Instagram: LyndaRodriguez1

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Más en Las Sociales

    Descubre