Listin Diario Logo
09 de julio 2020, actualizado a las 12:49 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Sociales domingo, 05 de julio de 2009

EMPRESARIO

Ángelo Viro: padre, guía y compañero

"LOS HIJOS SON UN COMPLEMENTO EN LA VIDA DE LOS PADRES. ES COMO LA REALIZACIÓN DE UNO MISMO EN CADA UNO DE SUS LOGROS Y AL VER COMO VAMOS CONSTRUYENDO LA OBRA"

  • Ángelo Viro: padre, guía y compañero
Ircania Vásquez
ircania.vasquez@listindiario.com

Santo Domingo.- Atraído por los encantos y las oportunidades de negocios que ofrece República Dominicana, Ángelo Viro dejó su natal Italia para establecerse en el país, donde luego formó una familia que se ha convertido en su más valiosa inversión. A pesar de que vino con la idea de permanecer solo por tres meses, el calor humano de los dominicanos lo invitó a quedarse y su determinación fue confirmada al conocer en esta tierra caribeña a Rosario Mañón, con quien ha compartido casi tres décadas de su vida y le ha regalado la dicha de ser padre de dos hijos, Orazio y Rosángela.

Viro expresa sentirse muy orgulloso y sobre todo privilegiado porque reconoce que ha logrado el resultado que todo padre se propone: “preparar a los hijos para que sean personas útiles a la sociedad, que es como dejar una huella”, asegura.

Caminando de la mano
Viro dice que Rosángela, es su brazo derecho en la empresa de expendio de cerámicas que preside, Cerarte.

En tanto, Orazio está al frente de Cerartech, una empresa especializada en venta de materiales y artículos de terminación exterior de edificaciones.

Para crear equilibrio entre los roles laborales que comparten y su relación en el hogar, la familia Viro Mañón se ha propuesto dejar de lado los temas de trabajo cuando se reúnen en familia y tratan de comer juntos al menos una vez al día.

El empresario confiesa que la paternidad ha sido la experiencia más maravillosa que le ha regalado la vida. “Es como la realización de uno mismo, pues si no hubiera tenido el soporte de mis hijos hoy no sería quien soy”, confiesa.

Para este padre y sus hijos los conflictos propios de las diferencias generacionales son casi imperceptibles, pues el carácter renovador y jovial de Ángelo le ha permitido ser compañero y aliado de sus vástagos.

“Yo creo mucho en las generaciones más jóvenes, pues tienen la fuerza y la visión de futuro, aunque los más adultos tenemos la prudencia para mantener el equiángulo librio”. “Me gusta lo moderno y estoy abierto a las propuestas innovadoras, siempre y cuando sean bien planteadas”, afirma.

A pesar de que Ángelo Viro es un hombre de férrea personalidad y tajante disciplina, sus hijos lo valoran de manera especial por la calidez humana y la actitud siempre justa que lo caracteriza.

Para este padre, el respeto de su familia es una de las grandes satisfacciones que recibe como recompensa a su entrega incondicional.

“Que mis hijos valoren el hecho de que he estado presente en todas las etapas de sus vidas me llena de orgullo”, dice emocionado.

PADRE E HIJOS CRECIENDO JUNTOS
Viro manifiesta que los hijos complementan la vida de los padres, aportando experiencias que enriquecen la propia existencia. “Es como la realización de uno mismo”. Además, asegura que cada fase del desarrollo de un hijo es un período que se disfruta de manera única y resalta que la figura del padre va cambiando a medida que los retoños van creciendo. “Cuando son pequeños necesitan mucho de papá, cuando son grandes se convierten en compañeros y cuando uno es anciano ellos pasan a ser como nuestros padres”, afirma.

Ángelo Viro está convencido de que la mayor enseñanza que ha podido transmitir a sus hijos es el apego a los patrones cristianos y familiares, y haberles inculcado que el valor humano siempre debe estar por encima del triunfo y de todos los logros materiales”.


Más en Las Sociales