Santo Domingo 29°C/31°C light rain

Suscribete

Líderes liman sus asperezas al cierre Cumbre del Norte

Detalles. Se comprometieron a explorar estándares para desarrollar el hidrógeno como una fuente de energía y generar energía limpia. Declaración de Norteamérica.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a la izquierda; su ministra de RREE, Melanie Joly; el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a la derecha, y su ministro de RREE, Marcelo Ebrard, tras la firma del acuerdo.  AP

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, a la izquierda; su ministra de RREE, Melanie Joly; el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a la derecha, y su ministro de RREE, Marcelo Ebrard, tras la firma del acuerdo. AP

Los mandatarios de Estados Unidos, México y Canadá intentaron restar importancia a sus frustraciones mutuas en materia de migración y comercio y en el mensaje de cierre de la cumbre de líderes norteamericanos el martes por la tarde mostraron un frente común para trabajar juntos por la integración.

Las principales tensiones fueron entre el estadounidense Joe Biden y el mexicano Andrés Manuel López Obrador cuando este último le echó en cara el “abandono” y “desdén” de Washington hacia América Latina a pesar de que Biden ha hecho de la reparación de alianzas una piedra angular de su agenda de política exterior.

Veinticuatro horas después, la situación dibujada en la conferencia conjunta era más optimista.

“Los tres somos verdaderos socios”, dijo Biden, añadiendo que sentían “auténtica simpatía” entre sí. “Compartimos una visión común para el futuro, basada en valores comunes”.

López Obrador, por su parte, agradeció a Biden que no construyera “ni un metro de muro”, una indirecta no tan sutil al predecesor republicano, Donald Trump. Y se unió a una de las prioridades de la administración estadounidense: combatir las muertes por fentanilo, una droga que se produce en México pero todavía no es muy consumida en el país porque para los cárteles es mucho más lucrativo exportarla.

“Nos importa mucho, el poder ayudar”, afirmó. “No es un asunto solo de Estados Unidos; es que si no enfrentamos este problema, este flagelo, lo vamos a padecer nosotros también”.

En la declaración conjunta, los tres mandatarios dejaron en claro su intención de trabajar en un solo frente para atender asuntos clave como la migración, la competitividad, la seguridad regional y el cambio climático.

Además, se comprometieron a explorar estándares para desarrollar el hidrógeno como una fuente regional de energía, y actuar de manera rápida para implementar soluciones de energía limpia, señala la Declaración de Norteamérica.

Asimismo, acordaron la conformación de cadenas de suministro regionales más sólidas, así como la promoción de inversión específica en industrias clave como los semiconductores y las baterías de vehículos eléctricos.